domingo, 3 de julio de 2011

Chile: Los periodistas de El Mercurio votan huelga histórica


Por Andrés Figueroa Cornejo

El diario El Mercurio de Chile es el represente editorial de los intereses del imperialismo norteamericano y el gran empresariado en el país. Su voz, penetración y poder lo sitúan sobre los gobiernos de turno, marcan a fuego la pauta nacional de la minoría dominante, e incluso orientan crítica y sin escrúpulos a la casta política tradicional. No resulta extraño que la Concertación apostara y participara en el mantenimiento de sus ganancias financieramente, poniendo sus avisajes principales en El Mercurio cuando fue administración durante 20 años, degollando así las posibilidades de un periodismo plural. Junto con el Consorcio Periodístico de Chile S.A. (COPESA), “el decano”, controla los medios de papel a lo largo de todo el país mediante una red de periódicos regionales. Y es miembro estrella del Grupo de Diarios de América (o del Pentágono, para ser más precisos), con los periódicos de América Latina La Nación de Argentina, El Comercio de Ecuador, O Globo de Brasil, El Tiempo de Colombia, El Universal de México, El Comercio de Perú, El País de Uruguay, y El Nacional de Venezuela.

El Mercurio de Valparaíso –que allí nació la publicación cuando ese puerto era el más importante del Pacífico en el sub Continenteno- no sólo es el periódico más antiguo de Chile y del planeta en habla hispana publicado desde el 12 de septiembre de 1827; no sólo contiene fueros suprapartidarios y es una suerte de consejero y director estratégico de los dueños de todo. También recibió un millón y medio de dólares (de los antiguos) antes y durante el gobierno de la Unidad Popular encabezado por el Doctor Salvador Allende como parte sustantiva de la estrategia de desestabilización del período más democrático del país que terminó el 11 de septiembre de 1973 a través del consabido golpe de Estado que inauguró la tiranía más sangrienta que jamás existió en la historia de Chile. Cuando terminaba la década de los 90 del siglo pasado, los desclasificados de la CIA norteamericana -por medio del Equipo Nizkor / Acción Encubierta en Chile- señalaron que "Un memorándum del renovado proyecto de la CIA concluyó que El Mercurio y otros medios de comunicación apoyadas por la Agencia habían jugado un papel importante en la puesta en marcha del golpe militar del 11 de septiembre de 1973 que derrocó a Allende".

Un excelente trabajo documental al respecto puede encontrarse en “El Diario de Agustín” (por Agustín Edwards, su dueño, cuyo nombre y apellido se repite generación tras generación, atávicamente desde el surgimiento del rotativo) en la dirección web http://documentalesalternativos.blogspot.com/2009/01/el-diario-de-agustin.html

Nada de lo anterior es desconocido. Lo nuevo, lo histórico, es que el único sindicato de periodistas de El Mercurio votó por primera vez la huelga hace unos días. Esa es la noticia.

“LOS TRABAJADORES HAN TOMADO CONCIENCIA DE QUE LES CORRESPONDE UNA PARTE DE LA RIQUEZA QUE GENERAN”

Juan Pablo Salas es redactor de Deportes del diario de Agustín Edwards desde 1996 y Presidente del Sindicato que agrupa a los 406 periodistas, reporteros gráficos, diseñadores y documentalistas, tanto de El Mercurio, como del vespertino La Segunda (una suerte de periódico orgánico y de combate de la clase dominante dirigido a los líderes de opinión que pautea a los medios hegemónicos del país). El Sindicato negocia normalmente cada tres años y está formado por los trabajadores de los tres rotativos de El Mercurio SAP y los corresponsales de regiones. Además existen los sindicatos de los administrativos, el mixto y el de los gráfico-técnicos. La organización que conduce Juan Pablo Salas tiene aproximadamente medio siglo de existencia. Salas es Presidente del Sindicato desde diciembre de 2007 y fue reelegido en el mismo mes de 2009. Su período termina en los últimos 30 días de este año. Juan Pablo Salas cuenta que la votación de la paralización de actividades fue de “310 votos por la huelga, 6 por la última oferta y uno en blanco. Nunca en la historia se había llegado a esta instancia”. De no existir durante los próximos días una oferta satisfactoria de la corporación, la huelga se haría efectiva el 11 de julio (al igual que la de los trabajadores de Codelco).

-¿Cuáles son las demandas centrales contenidas en la propuesta de negociación colectiva?


Lo fundamental es un reajuste general de sueldos base por tramos, privilegiando a quienes ganan menos; universalización del bono de fin de semana que sólo algunos reciben y bono de término de conflicto de 1,2 millones de pesos (US$ 2.500 dólares).”

-¿Cuál ha sido la reacción de la administración y bajo qué argumentos se han basado esas respuestas?

“La empresa sólo ofreció una respuesta satisfactoria en el último punto, argumentando que no puede aumentar sus costos fijos.”

-¿Cuáles son las utilidades anuales o semestrales de El Mercurio?


Varían todos los años y es información confidencial, pero las de 2010 fueron las mejores en los 15 últimos años.”


-
¿Quiénes forman la contraparte?

“La comisión de la empresa es Fernando Trigo, Fernando Iturriaga, Carolina Barnes y José Luis Parra. No me pidas los cargos, porque reestructuraron todo y les cambiaron los cargos a todo el mundo, pero tienen todos rangos de subgerentes y son de la Gerencia de Personas.”


-
¿Cuánto renta mensualmente un periodista promedio?


No hay un promedio. El que entra hoy gana unos 750 mil pesos mensuales (US$ 1.600 dólares).”

-¿Qué papel juega en las decisiones la asamblea del Sindicato?

“Aunque la ley nos autoriza como comisión negociadora a llegar a acuerdos, la asamblea es nuestra instancia soberana y ha tenido un papel muy activo.”


-
¿Cómo caracterizarías el estado de ánimo de los trabajadores?

“De determinación total. Han tomado conciencia de que les corresponde una parte de la riqueza que generan y que deben exigirla.”


-¿No temen las prácticas usuales de reemplazo durante la huelga?

“Lo damos por descontado, pero no nos preocupa porque los lectores van a saber que los que hacen los tres diarios todos los días están en huelga y que hay gente de reemplazo y sin experiencia haciéndolos.”


-Concretamente, ¿qué ocurre de volverse efectiva la huelga?

“Que el 95% por ciento de quienes escriben, diseñan y sacan las fotos de los tres diarios no estarán trabajando.”

-En gran medida un medio vive de su imagen corporativa. ¿Qué impacto tendría en un periódico como El Mercurio una huelga de sus periodistas?


Inmenso, porque esta empresa siempre se ha vendido a sí misma como ejemplar y siempre ha dicho que trabajar acá es un privilegio. Una huelga desmentiría todo eso.”

-¿La negociación de los periodistas resulta ejemplar para negociaciones de otros sindicatos del periódico?


Decir que estamos dando el ejemplo o lecciones sería muy soberbio, pero de verdad espero que sirva para que otros compañeros se den cuenta que la unión y la determinación dan frutos.”

-¿Qué señales creen que ofrecen a los periodistas de medios de comunicación de masas la votación de una huelga en El Mercurio?


Que la presión es una forma válida y legal de conseguir los objetivos. Y que, por culpa del endurecimiento de las administraciones, a veces es la única forma que queda de actuar. Lo que la gente debe entender es que las empresas no les hacen ningún favor al contratarlos, sino que los necesitan y que, por lo mismo, les pertenece una parte importante de las ganancias que estas perciben gracias a su trabajo.”

Julio 3 de 2011