lunes, 18 de agosto de 2014

Uruguay: Habla el candidato presidencial de la izquierda anticapitalista

Entrevista con Gonzalo Abella de la Unidad Popular, aspirante al Ejecutivo charrúa para las elecciones de octubre de 2014.

"Volver a los 17 después de vivir siglo
es como descifrar signos sin ser sabio competente"
Violeta Parra

Andrés Figueroa Cornejo 

Cuando resta algo más de dos meses para las elecciones presidenciales y legislativas en la República Oriental del Uruguay, una vez más el periodista que escribe tiene la oportunidad de entrevistarse con el candidato de la Unidad Popular, fuerza de la izquierda anticapitalista y antiimperialista del país, el maestro, historiador y escritor, Gonzalo Abella. Paradójicamente en la última ocasión que hablamos (http://rebelion.org/noticia.php?id=170769), hace más de un año, se le notaba algo agobiado por la campaña. Ahora luce más delgado y radiante. "Hoy hago míos los versos de Violeta Parra de "Volver a los 17 después de vivir un siglo es como descifrar signos sin ser sabio competente". He dormido en la "cama dura" de mi pueblo", comenta Abella, manifestando su cariño por la cultura chilena y su humanista repertorio de conocimientos.

Sin embargo, trasluce su espanto frente al mal tiempo que lastima a los pueblos del mundo. "Uno mira con atención las tragedias que están pasando en el planeta y surge un equivocado sentimiento de impotencia. Lle
gan las demandas de lo que ocurre en Haití, que la llevamos en el corazón; del este de Ucrania con las repúblicas populares destruidas ante la indiferencia internacional; del campesinado paraguayo y el crimen por la defensa de sus semillas en manos de Monsanto; de cómo nos están matando el agua y la tierra. ¿Y qué decir de nuestro dolor por Palestina?"

-¿De dónde provienen los horrores?

"No de Obama, por supuesto, que es un simple peón, sino de los dueños del capital financiero del mundo. Ellos saben que este modelo de producir y de consumir es insustentable, pero no les importa porque su concepto es el de un "planeta cloaca" con pequeñas islas de beneficios para unos pocos privilegiados. Y los operadores políticos, como los Astori (actual Vicepresidente de Uruguay), creen que enviando a sus hijos a colegios privados donde aprendan un buen inglés obtendrán un puesto en la mesa diminuta de los privilegiados. Pero no hay lugar para ellos en el Arca de Noé. Después de usarlos, el poder les dará con los remos para deshacerse de ellos."

EL ARCA DE NOÉ VERSUS LA MULTIPLICACIÓN DE LOS PANES Y LOS PECES

-¿Cuál es el proyecto del Arca?

"Multitudes descerebradas, sirviendo en la limpieza, en la vigilancia, y los demás vegetando en la mayor miseria. Multitudes descartables en la época de la robotización y la automatización."

-¿Y la alternativa de la cual es parte la Asamblea y la Unidad Popular?

"Si en el Antiguo Testamento se habla del diluvio universal -que uno ya no sabe si es memoria o es profecía, con la subida del océano, la extinción de las especies y un Arca de Noé para unos pocos-, en el Nuevo Testamento hay otra propuesta que se resume en la multiplicación de los panes y los peces hecha por Jesús y cuyo último mensaje en la última cena fue explicar que su verdadera carne era el pan compartido. Por eso una de las grandes trampas que nos hacen los amos del mundo es intentar convencernos de que "ustedes, los que saben, ya son muy pocos y no hay nada que hacer. Traten de armarse una huertita orgánica para vivir con su familia porque el mundo es un lugar donde no vale la pena luchar". Y nos imponen como verdad que somos pocos. Pero para comprobar lo contrario basta pasar revista desde lo más visible -como la Selva Lacandona- hasta los heroicos Mapuche, observando los proyectos de Estados que intentan crear ese otro mundo posible, como Bolivia de Evo Morales, por ejemplo, el Movimiento de los Sin Tierra en Brasil, la propuesta bolivariana."

-¿Y Uruguay en el sistema -mundo?

"Cuando a los pequeños productores se les ofrece el "celulón" (papel-dinero) para el desalojo pagado que exige la megaminería, ellos dicen "No. De aquí me sacan muerto y la última bala es para mí". Me refiero a la gente de Cerro Chato, de Valentines. Ojo que esas personas están en una zona del Uruguay donde el valor de la tierra se multiplicó por 100. O sea, podrían vender su pequeña chacra, comprarse 4 apartamentos en la ciudad provincial más cercana y vivir de sus rentas. Pero no. La tierra no se toca. Existe una vieja milonga oriental que la han convertido en su himno de resistencia. "No venga a tasarme el campo con ojos de forastero, / porque no es como aparenta, sino es como yo lo siento. / Yo soy cardo de estos llanos, totoral de estos esteros, / apinda de aquellos montes, piedra mora de mis cerros / y no va a creer si le digo que hace poco lo comprendo. / Su cinto no tiene plata ni pa' pagar mis recuerdos".
Cuando nosotros advertimos que desde Australia y Oceanía hasta el despertar de África; que la resistencia de los pueblos de Europa, desde el País Vasco hasta Ucrania, que la resistencia extraordinaria de Grecia y de tantos más, son realidad viva, en acción, entonces nos damos cuenta que no estamos solos. Y a cada cual le toca su trinchera."

FRENTE AMPLIO Y OPOSICIÓN BURGUESA: DIFERENCIA CERO

-¿Cuáles son las trincheras en Uruguay?

"Sólo ejemplos. Están en el territorio ambiental y se multiplican en el social. La herramienta política que estamos creando para organizar-liberando es la Unidad Popular. Porque algo pasó en la cabeza de algunos dirigentes del Frente Amplio (FA, coalición en la presidencia del gobierno nacional desde el 2004) cuando cayó el muro de Berlín. Ocurrió allí una inducción equivocada. Es decir, "Si esto se pudrió, por tanto, todo se pudre. Ahora hay que ver cómo nos plegamos al capitalismo  y vamos a tratar de mejorarlo un poquito." De ese modo acabaron claudicando frente a algunas transnacionales y se les instaló la corrupción hasta contra su propia voluntad." 

-Uno sabe que la corrupción es consustancial tanto al capitalismo, como a las formas burocratizadas del Estado que incluso quieren tomar distancia del capitalismo. Pero hay Estados donde ya funciona como una variable independiente y todopoderosa...

"Hoy la cúpula del Frente Amplio ultraliberal se ahoga en un océano de corrupciones vergonzosas y que la derecha tradicional usa en una campaña electoral curiosísima. La derecha tradicional no cuestiona el modelo impuesto por el FA. ¿Cómo van a cuestionar la entrega del país a las transnacionales? Lo que denuncia es la eficiencia, algunas leyes corruptas que tienen nombre y apellidos, particulares."

"EL OBJETIVO ES UN FUTURO DONDE VAMOS A MÁS"

-Entonces, ¿qué rol le asignas a la lucha electoral?

"La lucha no será en el parlamento. Es en la calle, en la conciencia, en la trinchera de ideas, en la organización popular para resistir la megaminería, en la tierra y en las rutas.  Ahora bien, no es lo mismo que esas luchas se den con diputados del pueblo que sin ellos. En la Unidad Popular (UP) tenemos la convicción de que la lucha será por abajo. Así y todo, consideramos que es inteligente utilizar todos los intersticios de la institucionalidad con el fin de facilitar mejores contextos para combatir."

-¿En qué lugar sitúan las encuestas del poder a la UP?

"Los números de la burguesía nos ponen con un 1,5% de la intención de voto de la población uruguaya. Pero es muchísimo más que eso. Hasta los burgueses reconocen que vamos creciendo. Lo importante es el nudo de constelaciones de alianzas y articulaciones en el terreno social, en la gestión barrial, en las cooperativas obreras, en los intelectuales y académicos que no se venden. La creatividad en la dimensión del suelo social y sus resultados, ya nos ha instalado, incluso imaginando el peor escenario electoral, como propuesta genuina en el movimiento popular y ambiental uruguayos. A escala continental y en materia de proyectos viables constituye un hecho irreversible. Si hace unos años los que hoy formamos la UP andábamos tras un programa, en la actualidad el programa nos ha hecho re-nacer. Somos una organización real. No disolviendo en su seno a las agrupaciones preexistentes, sino que fortaleciendo esa diversidad y comprendiendo que el núcleo programático basado en la soberanía del Estado, soberanía alimentaria, dignidad del trabajador y poder popular hacia la liberación nacional, programa máximo de la UP, es también el programa mínimo de varias organizaciones que la integran. Es decir, grupos humanos que luchan por una sociedad donde concretamente de cada cual se exija según su capacidad y que cada quien este plenamente saciado según su necesidad."

-¿Cuáles son los aportes específicos de la UP uruguaya al continente y al mundo?

"La construcción de un programa y el método. El método interno de formación democrática y un método puesto a disposición de imaginar, en un cuadro de minoría parlamentaria y siempre apuntando hacia horizontes más amplios, cómo usar esa situación revolucionariamente inserta en los movimientos sociales y en la lucha extraparlamentaria. El objetivo es un futuro donde vamos a más. 
Aprendimos internamente que es carísimo ser democrático y mucho más barato ser autoritario. Es un procedimiento largo, algo intrincado, pero que ya incorporado y sistematizado políticamente. Nos ofrece identidad, garantías y transparencia plenas.
Y está el qué hacer con tres diputados. En la aritmética parlamentaria, nada. Pero seleccionando como proyectos de ley los más sentidos e irrefutables, con las barras llenas, 100 mil personas rodeando el palacio legislativo y una opinión pública atenta, habrá que ver si continúan como minoría esos tres diputados. Y existen reformas constitucionales urgentes que la gente demanda. Nosotros queremos abolir el Senado. Un senador gana USD14.670 al mes. Queremos sólo diputados, representantes de los pueblos en el concepto de José Gervasio Artigas, que cesen sus funciones de acuerdo a la voluntad soberana de los electores y no cada 5 años. Necesitamos descentralizar la gestión de los recursos públicos para que los municipios tengan mucho más poder de decisión. Porque el poder popular, que también pasa por el control del representante local, es mucho más directo en su ejercicio colectivo que la supervisión a un parlamentario que se metió en los mármoles blindados de Montevideo y no se le ve hasta 5 años después.
Pero hay cosas mucho más sencillas de transformar. Uruguay tenía 16 millones de hectáreas de tierra fértil para los casi 4 millones de habitantes (un millón de uruguayos están fuera del país, esa es nuestra diáspora. Y aportan USD100 millones al mes a la economía interna). El censo habla de menos población para borrar la enorme cantidad de niños pobres. ¿Con qué fin? Para captar inversión extranjera es mucho mejor presentar la imagen de un país de viejos cuyo símbolo es la bonhomía de ese "anciano bondadoso" que es José  Mujica, que un país donde se incrementan los pobres. Y 16 millones de hectáreas de tierra fértil dan para comer, dan para que no haya miseria. Ahora bien, de esas 16 millones de hectáreas, ya contamos con 4 millones afectadas por el monocultivo forestal, los venenos que dejó la parte de la soja transgénica que no hace rotación con sorgo que deja los blanqueales, sumado al envenenamiento de varias superficies de agua. Pero quedan más de 12 millones de hectáreas disponibles si realizamos una reforma agraria. Y medio millón de hectáreas son del Estado, espacio donde podemos hacer y ejecutar inmediatamente un proyecto de ley de reasentamiento de familias en el campo. Si comenzamos, como dicen nuestros profesionales y técnicos, a repoblar las hectáreas más próximas a los centros urbanos, demostramos que otra manera de producir es posible; que la plantación orgánica sí funciona, que sin intermediarios se forma mercado. Y el conocimiento necesario para ello es preciso incorporarlo a los programas educativos. A lo anterior se agrega que nuestros diputados destacarían gran parte de sus salarios a las luchas sociales. En el país de la corrupción, ello comportaría un golpe ético de alto impacto subjetivo en la comunidad. Esto es, se ampliaría la politización y masividad de la movilización popular sobre la base de sus intereses mayoritarios concretos e inmediatos. Podemos recuperar el "se puede". "

-¿Y qué ocurre con los militares uruguayos en Haití y su innoble papel jugado allí (http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article69420)?

"Los hermanos haitianos que arriesgan su vida denunciando en Uruguay los atropellos de los cascos azules, siempre son recibidos por nosotros en el Sindicato de Artes Gráficas de los compañeros anarquistas. A ellos, a los del voto en blanco, les comentamos sobre lo útil que sería que el reclamo contra los cascos azules, las violaciones, el siniestro papel de Naciones Unidas, lográramos presentarlo en el parlamento. Cambiarían muchas cosas en verdad, sin idealizar en absoluto a un parlamento nefasto, parte de una arquitectura de dominación que queremos y debemos cambiar."

LAS PRECAUCIONES SOLIDARIAS

-Un golpe de Estado, tal cual están las cosas no parece posible en Uruguay...

"Si gana Tabaré Vásquez, saltarían de inmediato los marines norteamericanos a salvarlo. Tabaré es la mejor opción para los intereses del imperialismo. El FA le ofrece a los inversores una garantía de la cual carece la derecha tradicional: la mansedumbre de la cúpula sindical que haciendo carrera política, aplasta la resistencia de los trabajadores. Lo que sí puede haber es una violencia muy selectiva. Ya la Unidad Popular ha sufrido algunos de esos embates (caso violencia en los estadios donde culparon a militantes de la UP sin pruebas). La otra violencia, más exitosa para ellos, ha sido simplemente silenciarnos. En fin, gane en octubre Lacalle o Tabaré Vásquez, requerimos con urgencia una red organizada lo suficientemente segura para tener voceros ante el mundo según lo que pase en el futuro próximo en Uruguay. Porque si hoy son capaces de negar hasta nuestra existencia, cuánto más van a ser capaces de hacer en un período donde ya se está profundizando la lucha social y política."  


Artículo asociado: 

martes, 12 de agosto de 2014

Robin Williams: ¿Sabes lo que es llorar sin causa desde niño o ante una pieza de pan

Andrés Figueroa Cornejo  


El actor Robin Williams tenía 63 años cuando se mató definitivamente. Y escribo definitivamente porque andaba matándose desde antes, claro.

El nombre Robin proviene de un pájaro petirrojo europeo o americano. Ave breve de pechera rojiza. Y Williams, de origen germánico y que en español es pariente directo de todos los guillermos conocidos y por conocer, salió de un casco o yelmo protector. Los nombres y apellidos normalmente son accidentales. Pero casi todo es accidental y frágil y contingente. Lo cierto es que Robin Williams, independientemente del actor muerto, podría ser un pájaro de escudo cardíaco y gorra noble, blindada. Un pájaro de pelea, un mirlo combatiente, una especie de unidad vital en primera línea de fuego, expuesto y protegido tristemente en la guerra.     

No sé si Robin Williams votaba por los demócratas o por los republicanos en Estados Unidos. No sé si perseguía en secreto alguna campaña que tuviera que ver con la revolución socialista o entregaba recursos para la investigación médica de alguna enfermedad incurable. No sé siquiera si votaba, si creía en alguna versión de Dios, si dormía desnudo, si era un amigo bueno o golpeaba a su esposa y ella lo soportaba por estatus y a cambio de dinero.

Sí disfruté de La Sociedad de los Poetas Muertos. La he visto varias veces porque tiene que ver con la libertad. Y a los que más quiero y admiro luchan por la libertad. La de verdad, esa que se realizará cuando todos seamos iguales y el reino de la necesidad y la apropiación privada de lo humanamente creado  sea un expediente antropológico.

Y la depresión. Esa siempre es crepúsculo, mundo azulado, nostalgia de lo no vivido, persecución a tientas de lo que todavía no existe. Y entonces el alcoholismo, por supuesto. Con o sin psicotrópicos, da igual. Te permite deshacerte del dolor por todo y por todos a ratos largos.

¿Saben la victoria que significa enfrentar la barra alcohólica del boliche, sortear los vinos de honor, brindar con agua los años nuevos, encarar la exhibición embotellada y delirante de los supermercados y lograr decir NO después de haber estado en el horno? ¿Y que la victoria consista en decir NO todas las veces, como si fuera la primera vez, sin bajar nunca la guardia, sin poder flaquear ni una sola vez porque entonces comienza la caída en donde la dejaste?

¿Sabes lo que es llorar desde niño sin causa o ante una pieza de pan?


Ese cáliz, apártenlo.

martes, 5 de agosto de 2014

“En Argentina hay una crisis política abierta y no se ha superado el default desde el 2001”

Entrevista con Julio Gambina, autoridad y referencia del pensamiento crítico.
 
Andrés Figueroa Cornejo  

El Doctor en Ciencias Sociales, académico de Economía Política, Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, Director del Instituto de Estudios de la central de trabajadores más independiente del Estado y la minoría en el poder de Argentina, Julio Gambina, es referencia obligada a la hora de aproximarse a la realidad concreta que sacude al país.

Gambina me advierte que sólo emplea las cuestionadas cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) para realiza sus análisis y que “en Argentina no puedes encontrar buenos datos o datos confiables”.

-¿Qué pasa económicamente en Argentina?

“El país tiene problemas estructurales muy serios y de larguísimo aliento, y recurrentemente estallan en determinadas coyunturas políticas. Argentina vive de crisis en crisis producto de su desarrollo específico capitalista.
Lo real es que se está atravesando por un proceso crítico de la economía. La desaceleración con recesión productiva tiene impacto en el campo del trabajo mediante suspensiones y cesantía. El país ha tocado un techo en la generación de empleo y existen por lo menos 10 millones de pobres.”

-El texto oficial dice que Argentina no es neoliberal. Es decir, que no es presa del modo hegemónico o del capitalismo realmente existente en el planeta. ¿Qué piensas?

“Argentina es neoliberal desde los 90 hasta ahora mismo. El gobierno peronista de Carlos Menem, en virtud del control de los grandes agrupamientos sindicales, logró imponerlo.”

Estado del arte

-¿Cuáles son las contradicciones esenciales del capitalismo aquí?

“La del Capital / Trabajo y las contradicciones entre las distintas fracciones del capital. Para el caso ejemplifico con la industria Arcor (caramelos) o la Techint (productora de caños sin costura de la industria petrolera), empresas de primer nivel de la transnacionalización mundial. Ellas están entre las 500 principales compañías que operan en Argentina y que ilustran el proceso de extranjerización de la cúpula empresarial. Los capitales de Arcor y Techint ya no son necesariamente argentinos. Es decir, Argentina es una economía transnacionalizada donde alrededor de 5 empresas concentran el mercado de sus respectivos sectores. Existe una profunda monopolización.”

-Tus ejemplos provienen del sector productivo, ¿qué pasa con la banca que opera en Argentina en una fase del capital signada por la hegemonía del momento financiero de la reproducción capitalista?

“El sistema financiero argentino tiene una gran impronta del capital transnacional. Incluso esta semana los bancos argentinos de capital privado intentaron comprar la deuda (holdouts). Son bancos fabricados de capital extranjero, como el Banco Galicia. La plaza bancaria cotiza tanto en la bolsa argentina como en la de Nueva York. A causa de eso están muy interesados en resolver la crisis de la deuda porque sus inversiones están vinculadas a títulos y bonos que corren el riesgo de sufrir desvalorizaciones si es que se intensifica el deterioro económico.”

-En ese sentido, sorprende cómo los medios de comunicación del poder no golpean con la fiereza esperada al gobierno frente al tema de la deuda.

“Los bancos son las empresas que más ganancias han obtenido en Argentina los últimos tres años. De ahí su “delicadeza”.”

-¿Qué determina el negocio sojero, clave de la economía y su dependencia de los capitalismos centrales?

“Las transnacionales de la alimentación y de la biotecnología como Monsanto, Syngenta, Cargill, que en general no aparecen en el análisis cotidiano de los acontecimientos. Aquí estamos frente a un control monopólico del paquete tecnológico necesario para ese desarrollo productivo.”

-¿Y el petróleo?

“Pasa lo mismo. Argentina expropió parcialmente YPF y hoy es una Sociedad Anónima de gestión estatal. La mayoría de las acciones están en manos de los Estados provinciales y nacional. No obstante, las tecnologías productivas permanecen en poder de las transnacionales del petróleo. Por eso vemos que Argentina compró su parte a la española Repsol, pero se asoció con Chevron (ex Texaco) que no guarda ninguna diferencia esencial con Repsol.”

La inflación, la cuestión del trabajo y la cuestión del poder

-¿Y la inflación?

“Se explica justamente por el dominio monopólico de la economía. Durante la década de los 90, bajo el régimen de convertibilidad hubo un control de la evolución de los precios. Se realizó sobre la base de un proceso de desindustrialización, aumento fortísimo del desempleo, baja del salario y precarización laboral; y la transformación de las relaciones jurídicas y laborales con gran pérdida para los trabajadores. La recuperación económica de los últimos 10 años revirtió la tendencia al deterioro del conjunto de las variables sociales y generó un consenso socio-político en sectores empobrecidos en torno al kirchnerismo.”

-Comparando los índices que mencionas con un país que había tocado fondo…

“Oficialmente, Argentina en mayo de 2002 llegó a tener un 40% de desempleo y subempleo. Hoy están en el 20%. Esto es, la mitad de los trabajadores que permanecían en situación crítica hace 12 años, en la actualidad están incorporados al mercado del trabajo.”

-¿En qué condiciones?

“En condiciones de contratos-basura, precarizados, con salarios bajos, informalizados, sin seguridad social. El mismo trabajo en negro (más de un tercio de la fuerza de trabajo según cifras oficiales) no existía en las presentes dimensiones antes de los 90. En términos proporcionales respecto de otras economías de América Latina, Argentina fue un país de una alta regularidad en el trabajo. Ese es un factor que explica comparativamente su alta tasa de sindicalización (25% del trabajo formalizado).”

-¿Cuáles fueron los efectos de la mejoría relativa?

“La generación de una alta rentabilidad de los capitales hegemónicos y de los no hegemónicos entre el 2002 y el 2007-2008. Desde entonces se acabó el relanzamiento en relación al piso de la crisis de comienzos de siglo. Sólo sobrevivieron desde el 2007-2008 hasta ahora las empresas más dinámicas, modernas, mayoritariamente extranjeras, y que están vinculadas a muchas corporaciones tercerizadas.
Con el agotamiento de la alta y fácil rentabilidad luego de la devaluación de 2002, la disputa capitalista de la renta social producida por el trabajo se manifiesta a través de la inflación. O sea, hacia el 2007 el combate interburgués resulta en que los capitales  de mayor concentración orgánica se apropian de la plusvalía de los capitales de menor concentración. Así se produce una transferencia de ingresos desde los sectores no fuertes hacia los más fuertes de la economía. Hay una transferencia del trabajo al capital y del capital de menor composición orgánica al de mayor.” 

-¿Y los trabajadores/as?

“Intentan colocar el precio del trabajo, pero deben enfrentar las restricciones a la sindicalización y a la fragmentación en que ha devenido la propia historia contemporánea de los últimos 40 años en el movimiento internacional de los trabajadores. De hecho, un terreno muy acotado de la ya minoría sindicalizada es capaz de encarar negociaciones colectivas con algún reajuste real respecto de la inflación. El promedio salarial de los trabajadores del sector privado obtiene $ 6 mil pesos mensuales, cuando el precio de la canasta mínima a diciembre de 2013 era de $ 9 mil pesos al mes. Además en Argentina hay muchos que no tienen trabajo o están subempleados, y otros muchos que son sobreexplotados. Como en todo el mundo, en el país se ha integrado crecientemente la mujer y hasta los menores al trabajo como una forma generar nuevos ingresos.”

-¿Por qué los asalariados/as en general, jamás ocupan consignas que digan Trabajadores al poder?

“Por la tradición sindical peronista que nunca fue de clase. Han existido y existen dirigentes peronistas clasistas, claro. Los orígenes del movimiento obrero clasista se encuentran en la clase trabajadora inmigrante. Pero desde la irrupción del peronismo en la década del 40 del siglo XX, el movimiento obrero no se propuso el anticapitalismo, sino que la conciliación de clases, ser apéndice de la hegemonía burguesa y la puja por mejoras de ingresos y por la seguridad social. No estaba planteada la cuestión del poder.” 

El impuesto

-¿Y las políticas impositivas?

“La principal recaudación tributaria del Estado es el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que paga el conjunto de la población en cada compra realizada en el mercado y que alcanza alrededor de un 30% del ingreso fiscal por este ítem. Y esas compras están asociadas al precio de venta de los productos, por tanto, a la inflación. El segundo es el impuesto a las ganancias que pagan las empresas. Luego vienen las retenciones al comercio exterior que están ligadas a la inflación mundial de los precios de los commodities (precio de la soja) y a las devaluaciones que frecuentemente se hacen sobre el peso argentino. En el 2001 un peso era equivalente a un dólar. Hoy un dólar se canjea a precio oficial a 8.25 pesos, mientras que en el mercado paralelo, el dólar se canjea a 12.7 pesos.”  

Deuda y capitales en fuga
  
-¿Cuál es la relación y los intereses en juego entre la inflación, la manipulación de las cifras reales de la economía y el default en el país?

“La inflación tiene que ver con la capacidad de las empresas de imponer los precios y no con el ejercicio de la competencia. Por eso desde el 2007 el gobierno interviene de hecho el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), y distorsiona el análisis de los precios al punto que el 2014 se cambiaron  las metodologías de medición de los precios bajo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Esto es, por una parte el gobierno de turno crítica las políticas del FMI, pero por otro lado y desde hace años realiza una labor  de cooperación con esa institución para obtener su visto bueno, ya no sólo respecto de la veracidad de las estadísticas, sino para que la economía argentina pueda volver al mercado financiero internacional del cual está alejado por el default (cesación de pagos de la deuda externa por insolvencia) desde el 2001.”

-¿Argentina no ha superado el default desde el 2001?

“En efecto. No ha superado el default desde entonces. Los últimos acontecimientos (los llamados “fondos buitre”)  son sólo señales de un viejo problema. Debido a ello es que en los últimos 6 meses Argentina aceptó las sentencias del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI, organismo del Banco Mundial) y pagó las primeras sentencias con USD600 millones. Aceptó cancelar una compensación por la expropiación parcial de Repsol de 5 mil millones de dólares. Asimismo, con el Club de Paris, por una deuda registrada de unos USD6 mil millones, el gobierno se comprometió a pagar casi 10 mil millones de dólares. La semana recién pasada canceló USD600 millones a ese respecto.
Argentina está hoy intentando salir del default. El último capítulo que le quedaba eran los holdouts, pero el gobierno no lo está haciendo como lo imaginó. Consideró que se trataba de un problema menor. Sin embargo, los involucrados en el juicio por los holdouts, que en un principio alcanzaban sólo USD1500 millones, cuando entran todos los demás al caso suman 15 mil millones de dólares. Pero ocurre que el gobierno ha señalado que si paga la deuda por los holdouts con sentencia en Nueva York, podrían activarse demandas desde los USD120 mil millones a los 500 mil millones de dólares, agregados a un stock de deuda actual del orden de los USD250 mil millones de dólares. En sencillo, la deuda podría llegar a 750 mil millones de dólares.
Por otra parte, la deuda también explica la fuga de capitales del país. En distintas etapas el gobierno ha tomado deuda pública cuyos recursos han servido para que la burguesía se lleve esas divisas al exterior. Este fenómeno actualmente se hace cotidianamente y se llama “contado con liquidación”. Hoy un argentino adinerado puede ir a la bolsa, comprar acciones que cotizan en Wall Street y vender allá, y dejar los dólares en plaza neoyorkina, europea o donde le parezca. Se estima que el stock de activos de Argentina en el exterior es superior a los USD200 mil millones.”

La cuestión política

-¿Qué ocurre en el ámbito político?

“Está en cuestión quién gestiona mejor el capitalismo: si el gobierno o la oposición sistémica. Cada vez que el gobierno propuso una renegociación de la deuda, la mayoría del parlamento la aprobó, tal como aprobó la ley antiterrorista. No hay división entre el kirchnerismo, el macrismo, el massismo, etc. Incluso ahora, en el debate sobre el juez Griesa y la deuda en Nueva York, la discusión es sólo sobre cuándo y de qué manera pagar. No hay distancias de fondo. Salvo una minoría de izquierda y centro-izquierda que plantea la suspensión de pagos, auditorías, etc. El debate es quién administra mejor el orden capitalista.”

-¿En qué pie está el kirchnerismo?

“No habrá posibilidad de reelección para el 2015 y está poco claro el heredero de esa corriente. Sin embargo, cuenta aún con la iniciativa política como para perder por la menor cantidad de votos posible. El kirchnerismo probablemente no será gobierno el próximo año, pero hará lo imposible por mantener su peso en las gobernaciones y continuar siendo la primera minoría en el parlamento. La discusión es si sus porcentajes estarán en el 20, el 30 o 35% de los sufragios. Y ello puede significar “El Operativo Clamor”: la vuelta de Cristina Fernández ante el fracaso de un gobierno nacional de oposición. En la actual crisis abierta de la política argentina todo eso puede suceder. Porque en Argentina hay una crisis política donde las clases dominantes no tienen claro a su candidato. ¿Y quiénes han sido los sectores más beneficiados durante estos años? Los bancos y las transnacionales. Ellos deciden.”

-¿Qué ocurre con las fuerzas anticapitalistas?


“También hay crisis política de alternativas. ¿Se puede crear ahora una fuerza que vaya más allá de los límites sistémicos? Eso es lo que no terminó de nacer en la crisis de 2001. Por eso para mí lo más importante hoy es promover una fuerza sindical de clase, anticapitalista y antiimperialista capaz de reunir al conjunto del pueblo. El problema sigue siendo el qué hacer.”  

martes, 29 de julio de 2014

Argentina y el imperio Ledesma: La maldición del azúcar

A 38 años de la Noche del Apagón


Andrés Figueroa Cornejo 
 
“De amplia miel era su
corazón en agraz”
Patricio Manns

Antes del pueblo y su plaza. Antes del primer niño y la mujer embravecida. Antes del resumen de todos los dolores y de la caña mezclada con sangre. Antes de Masetti (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=184126) y los asesinatos. Mucho antes del pueblo del Libertador de la provincia más noroccidental de Argentina, Jujuy, y de su machete de sol a sol en la zafra. Antes de todo y desde hace más de 200 años, fue el ingenio azucarero de Ledesma. 

Explotación de humanidad indígena

Con un total de activos de USD 40.215.230 (año 2013, Fuente: Comisión Nacional de Valores de Argentina), el imperio Ledesma es un complejo agroindustrial basada en la explotación humana de la caña de azúcar. Expolia a más de 8 mil personas en distintas provincias, lidera los mercados argentinos del azúcar y del papel, participa estratégicamente en el negocio de frutas y jugos cítricos, carne y cereales, alcohol hidratado, bioetanol anhidro y jarabes de maíz, y sus ganancias son comandadas por el dominio del capital financiero y los casinos bursátiles.

Su asentamiento inicial y existente hasta hoy está en el territorio indígena de sierra y selva tropical que todo el mundo denomina Ledesma y que en el mapa aparece como Municipalidad del Libertador Gral. San Martín. La industria tuvo su barrio propio, hospital, escuelas, gendarmería, viviendas para directivos y lotes para los trabajadores/as que en el presente forman los barrios. En el tiempo congelado del territorio, generación tras generación, los zafreros primero y ahora los operarios asalariados han sido indígenas de la localidad, de Catamarca y de población proveniente de Bolivia.

Según la municipalidad, en la zona viven 60 mil personas. La gente vende su fuerza de trabajo en Ledesma y mucho después en las tabacaleras. Un puñado es funcionario público y otro es trabajador cuentapropista. El municipio ruinoso es administrado por el intendente Jorge Ale del Frente para la Victoria. No tiene ningún dato sobre la composición general ni particular de la población, pero reconoce problemas graves de adicción a las drogas. Hay una comisaría de celdas mugrosas y una plaza con estatua y con iglesia. Sólo en Ledesma trabajan 4 mil personas de manera directa. Luego se multiplican las empresas contratistas subordinadas al imperio azucarero.

Respecto de Ledesma y sus atropellos legendarios, el municipio se limita a tomar palco y a callar otorgando.

El capital de la megaempresa se funda en las relaciones sociales de la oligarquía terrateniente sólo posible de enriquecerse mediante el avasallamiento en permanente tensión con los intereses históricos de la comunidad.

Un proceso sin condena

A 38 años del espanto y la muerte, Hilda Figueroa es la testigo clave en el proceso en curso contra el dueño de Ledesma desde 1970, el archimillonario Carlos Pedro Blaquier, debido a su complicidad en la operación político-militar conjunta cometida por la dictadura a partir del 20 de julio de 1976, llamada la Noche del Apagón. Entonces la industria propietaria de todo, con el fin de facilitar el secuestro de 400 personas de la zona del Libertador General San Martín, Calilegua y El Talar, cortó la electricidad del pueblo. De las capturas de civiles quedó un saldo de por lo menos 33 detenidos desaparecidos. Un trimestre antes, el mismo día del golpe de Estado, el 24 de marzo de 1976, fue detenido desaparecido junto a otros, el Intendente del Libertador de 1950, Luis Arédez, la única autoridad democrática que enfrentó con impuestos al ingenio. Hasta el 2005, año de su muerte, su viuda Olga Márquez dio vueltas a la plaza con un pañuelo claro en la cabeza exigiendo verdad, memoria y justicia. Hoy el poblado está lleno de niñas y adolescentes que llevan su nombre.

A fines de abril de 2012 el fiscal federal de la provincia de Jujuy ordenó la realización de dos allanamientos en dependencias de Ledesma y la indagatoria a Blaquier, a 4 policías y al administrador de la empresa en la época de los crímenes, Alberto Lemos. En la actualidad ambos sujetos se encuentran procesados. Carlos Pedro Blaquier como cómplice en primer grado de la privación ilegal de la libertad agravada de personas. En la ocasión, el juez de la causa hizo firme referencia a las relaciones de Blaquier con José Alfredo Martínez de Hoz (ministro de Economía de la tiranía), a los créditos que beneficiaron a Ledesma y a la liquidación de los ingenios azucareros del norte argentino que sirvieron para concentrar la industria de Salta y de Jujuy.

En las oficinas allanadas de la empresa por mandato judicial se encontró documentación de trabajadores desaparecidos y un informe detallado sobre la marcha realizada en Jujuy en 2005, donde figuran entre  los espiados el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas, paradigma de las Madres línea fundadora y estrella en mitad de la noche cerrada.

Hilda Figueroa: me estremeció la mujer

Hilda Figueroa, que permanece con custodia de gendarmería debido a las amenazas y agresiones recibidas por su importancia en el proceso contra Blaquier y Lemos, es egresada de la Escuela Normal del Libertador, ex estudiante de Abogacía en Tucumán, sobreviviente de la poliomielitis desde su infancia, sobreviviente de la Noche del Apagón y sostenedora de un Centro de Cuidado Infantil desde hace 25 años en el pueblo del Libertador. Su casa está en un barrio sencillo y es una de las mujeres más corajuda, inteligente y con capacidad de liderazgo que el periodista responsable de esta investigación haya conocido.

“El 20 de julio del 76, junto a mi hermana, discapacitada también por la poliomielitis, dejamos a mi madre en el bus donde viajó a Tucumán a visitar a mi hermana mayor”, relató Hilda. “De regreso a Calilegua a casa de mi abuela y con mi hermana menor en el vehículo conducido por un amigo de la familia advertimos todas las luces apagadas. Con los focos del auto logramos ver a los soldados separados cada tres metros, apostados a cada lado de la única calle de ingreso a Calilegua y con sus fusiles apuntando a los que íbamos por la vía, mientras otros militares sacaban a la gente de sus casas, especialmente a los varones. Todos eran vecinos y conocidos nuestros. Muchos de ellos hoy son detenidos desaparecidos y otros no quieren hablar sobre lo ocurrido. En el camino se cruzaron camionetas de la empresa de Ledesma, fácilmente reconocibles porque sólo ellas portaban radio. Ningún transporte era militar. A 4 casas del hospital vivíamos nosotras. Justo cuando pasamos por el hospital, dieron la electricidad. Nuestra casa estaba abierta (yo pensé que la estaban robando), y antes de parar el coche ya habíamos sido rodeados. Abrieron las 4 puertas, sacaron al conductor, a mi hermana y mí a rastras. Nos arrojaron al suelo y a mi hermana que gritaba le taparon la boca con un arma, y a mí me vendaron. Mis familiares muchos después nos contaron que cuando escucharon los gritos intentaron traspasar el grupo militar, de gendarmes y policías del pueblo, sin éxito. Ya nuestra vivienda había sido destruida completamente hacía unos minutos. De hecho, fue la única casa tiroteada de toda la zona y aún conserva esas marcas.”

-¿Y por qué ustedes?

“Eso me gustaría saber. Además, todo el mundo estaba al tanto de que nosotras éramos discapacitadas.”

Lo anterior y muchos detalles con nombre y apellidos, fueron ofrecidos por Hilda en su calidad de primera testigo-víctima del Apagón en el primer juicio que se hizo en Jujuy sobre la desaparición del maestro Julio Álvarez García. “A él yo lo conocía como empleado no docente de la Facultad de Derecho en Tucumán. Nunca supe de su militancia montonera. Yo fui de aquellas estudiantes que únicamente me dedicaba a sacar mi carrera, tal como me lo ordenó mi madre siempre. De hecho, el 23 de marzo de 1976, a horas del golpe, yo estaba preparada para rendir un examen”, siguió Hilda. El caso de Julio Álvarez  corresponde sólo a una de las causas de esa noche espantosa.     

-¿Cuál fue el mapa represivo que sufriste?

“Las fuerzas conjuntos me levantaron a minutos del 21 de julio de 1976. Junto a mi hermana (ambas éramos menores de edad) nos subieron a una camioneta. Yo me encontraba en pleno proceso de rehabilitación y recién me habían quitado una bota de yeso y sólo llevaba bastón. Bajaron a mi hermana y a mí me trasladaron a la seccional de la policía local de Calilegua. Me colgaron el número 85 y me arrojaron inmediatamente a un lugar muy amplio, como un camión, donde había una buena cantidad de cuerpos. Allí reconocí algunas voces, entre quejidos y golpes. El vehículo se puso en marcha hacia el ingenio Ledesma del Libertador y se detuvo en la gendarmería que había en su interior, hoy seccional Ledesma.
En tanto fui trasladada al centro clandestino de Guerrero (a casi 20 kilómetros de la capital provincial de Jujuy, San Salvador), fueron bajando en distintos vehículos a los detenidos en diversos lugares de reclusión.
En Guerrero existían tres hosterías. Sólo hace unos años supe que entonces pertenecían al gobierno provincial de Jujuy. Yo conocía ese lugar muy bien, entre muchas cosas, porque participé de niña en un retiro espiritual de las monjas. En septiembre del 76 ese sitio fue convertido en escuela de policía.
Allí fui torturada, violada, interrogada, flagelada sistemáticamente. El 28 de julio, día de la gendarmería nacional, me llevaron a la cocina para hacer las empanadas de su fiesta, pero yo no sabía cerrarlas. No eran gendarmes cualquieras, eran cabos y suboficiales. Cuando se percataron de mi incapacidad para terminar las empanadas, me trasladaron a una especie de cucheta y me violaron entre varios.
Días después, en la locación en que me encontraba con otras chicas, me atacó sexualmente otro policía. Como por las vejaciones previas se me habían soltado las amarras de las muñecas, logre zafar una mano y con ella le toqué la cara al hombre. Esa es la única cara que reconozco entre tantos ultrajes; el único policía al que acuso con absoluta propiedad y del cual tengo su nombre. Se trataba de un policía de la provincia que trabajaba en Calilegua, Bernardo Salinas.”

Hilda no se quiebra, ya no llora. Hilda desarma a los fantasmas del horror con su vocación de justicia inenarrable. Después de Guerrero, Hilda fue transportada a la cárcel de Gorriti de Jujuy. Fue puesta en libertad el 26 de noviembre de 1976. Su memoria en acción pulveriza el miedo y aviva las convicciones.

Blaquier, a cuchillazos dolarizados ha retardado su proceso judicial y su castigo. En la voluntad de los hombres y de las mujeres en movimiento están las fuerzas necesarias para que la palabra justicia tenga otra vez sentido.     

Julio de 2011: las víctimas de “El Triángulo”

En julio de 2011, 700 familias que sobrevivían en la calles de la Municipalidad del Libertador realizaron una toma de 15 hectáreas. Como todo el territorio nortino es propiedad privada de Ledesma (cientos de miles de hectáreas usurpadas a lo largo de la historia), los empobrecidos sin suelo tocaron inmediatamente los intereses de Blaquier.

Julio Gutiérrez, miembro del Centro de Acción Popular Olga Márquez de Arédez (Capoma), explicó la relación entre la Noche del Apagón y la ocupación de terrenos de 2011 en la que  fueron asesinadas 4 personas y donde “el represor fue el Estado y su cómplice de siempre, la empresa Ledesma.”

-¿Cómo ocurrió?

“El 20 de julio de 2011 realizamos la toma mientras en paralelo se negociaba con Ledesma para que la gente pudiera quedarse. Las promesas de diálogo de la empresa sólo fueron una movida dilatoria para golpearnos desprevenidamente. El 28 de julio, producto de una denuncia de usurpación puesta por Ledesma, la jueza del Juzgado Penal Nº 2 de Jujuy, Carolina Pérez Rojas, ordenó el desalojo del lugar y varios comenzaron a salir. Sin embargo, y sin aviso alguno, a las 06.00 de la mañana se inició la represión policial ya no sólo contra quienes estaban en el terreno sino también contra los barrios aledaños. Fueron asesinados Félix Reyes, Ariel Farfán, Juan Velásquez y Alejandro Farfán (este último, un policía probablemente abatido por una bala de su propia fuerza).  A las 09.00 la jueza Pérez Rojas mandó el repliegue de los uniformados, pero ellos continuaron disparando hasta pasado el mediodía. La investigación de los crímenes fue hecha por la misma policía que mató. En la actualidad hay más de 50 personas que están procesadas por la justicia, sin ningún resultado, sin esclarecimiento, cuando ya han transcurrido tres años de la masacre. Lo cierto es que el mismo Carlos Pedro Blaquier que colaboró con la dictadura en julio de 1976, propició los asesinatos de julio de 2011.”

-Esta noche “El Triángulo” está lleno de niños y adolescentes participando en la conmemoración de los crímenes de 2011…

“Muchos de estos jóvenes son la garantía de continuidad de las futuras luchas contra la esclavitud a la que aún nos somete Ledesma.”

Veneno en el aire e incomprensión ecológica de las izquierdas

Cristina Delgado, luchadora ecológica desde hace 4 décadas y átomo que combina el combate inseparable por la biodiversidad y la emancipación humana, informó sobre las maldiciones sanitarias para la población provenientes de Ledesma. “Aquí la comunidad vive dentro de una verdadera cámara de gas. Después de la fabricación de azúcar y de alcohol para biocombustible, la industria arroja un desecho llamado bagazo. Ese compuesto húmedo debería estar en compartimentos especiales, en secadoras, para luego ser usado en la producción de papel. Pero con el fin de ahorrar, Ledesma forma montañas de bagazo al aire libre que inmediatamente vuelan sobre la población. El bagazo, que es un hongo humedecido, produce esporas que al mantenerse en suspensión abierta es respirada por las personas y llega hasta los bronquios, los pulmones y al torrente sanguíneo provocando laceraciones en el organismo. La más grave es la bagazosis que es una especie de cáncer (http://es.wikipedia.org/wiki/Bagazosis). La enfermedad, que ni siquiera es reconocida por el Estado argentino como tal, no sólo está en Libertador, Jujuy, sino que en toda la industria azucarera de las provincias de Tucumán, Salta, Chaco. Además en Libertador, Ledesma se preocupó de robar el agua de los cauces naturales para regar sus plantaciones de cítricos, de caña de azúcar, como para la fabricación de azúcar, papel y alcohol. Por eso el agua escasea, hay menos caudal y está más contaminada para el consumo de la gente.”   

-Durante tus años peleando frente a un mundo convertido en basurero por el capitalismo, ¿has observado una integración genuina del ambientalismo consecuente en las izquierdas?

“En mis tiempos de estudiantes, en la escuela y la universidad, la izquierda convencional se oponía a nuestra lucha, acusándola de pequeño-burguesa, reaccionaria y obstáculo de su concepción de desarrollo. No vinculaba el bienestar del pueblo con el respeto a la naturaleza.
Yo soy de la provincia de Tucumán y veíamos la explotación de la gente mientras se iba destruyendo el área natural que habitaba y donde era obligada a sobrevivir en condiciones de miseria, en medio de los cañaverales de propiedad de los señores feudales hasta nuestros días.
A comienzo de los 90 en Buenos Aires, todavía la gente no sabía qué era la ecología. Hace poco que la izquierda en Argentina pone a la ecología en sus programas y principios. Sin embargo, considero que lo hacen sólo de manera accesoria, para no quedar fuera del movimiento ecológico en lucha del planeta. La izquierda argentina no ha superado sus viejas versiones desarrollistas para la nueva sociedad necesaria y por conquistar. No comprende todavía que el capitalismo es una totalidad destructiva que no se reduce a la explotación laboral. Afortunadamente, la semilla que hemos sembrado durante tanto tiempo ya está dando frutos esperanzadores entre los jóvenes luchadores. Dentro y fuera de las izquierdas.”

Gracias Ledesma

Eduardo Martínez es ex trabajador de Ledesma. Allí laboró durante un cuarto de siglo en la división celulosa de la fábrica de papel. Martínez recordó que “entre fines de 1989 y comienzos de 1990 debido a las leyes de precarización laboral y transferencia de recursos, de los 13 mil trabajadores que había, la empresa lanzó a la cesantía a 10 mil en una sola semana. Ni siquiera nos enviaron un telegrama de despido. Fuimos informados por los jefes. Con la hiperinflación de entonces, mi indemnización pagada a tres meses se hizo humo. Los sindicatos desaparecieron. Nosotros creíamos en Ledesma. Yo había comenzado a trabajar en la empresa a los 20 años de edad.”

-Tú le das las gracias a Ledesma…

“Sí. Le estoy muy agradecido porque me despidió y así conocí la felicidad y la libertad para luchar contra Ledesma.
Por la insalubridad de las instalaciones de mi división, yo estaba condenado a muerte, como muertos tempranamente están muchos ex compañeros de trabajo e incluso hasta hoy lo están quienes se desempeñan allí.”

Fotografía: Olga Morales

sábado, 19 de julio de 2014

La Israel profunda

Andrés Figueroa Cornejo 



Yo soy de esta lucha vieja como los relojes solares,
vidrio molido en el suelo de la pista de baile para rumbear sin zapatos,
juventud sin porvenir y porvenir sin juventud.

De esta antigua lucha, de los balbuceos originales de la humanidad
y más atrás,
cuando éramos apenas un manojo recién puestos de pie
en medio de África  subsahariana, resistiendo en la noche los hielos
y los volcanes de espuma tiznada,
y a los lobos salvajes tras nosotros
disputando la carroña diente a diente,
cuando esos lobos todavía ni pensaban en convertirse en los perros de después,
ni en las peluquerías para perros, ni en la comida especial para perros,
ni en su compañía perversamente amaestrada.

No vengo a decir otra vez la palabra odio o compasión,
o piedad o acuerdo o solidaridad “en la medida de lo posible”,
como informan por cadena nacional 
los gobiernos civiles de Chile por ejemplo
cuando se excusan de no ajusticiar a los fusileros de los populares desarmados.

No vengo a decir de la sangre de niñas y niños palestinos
lavando la ciudad desvanecida en el arrebato de los garrotes de última generación,
con miras y satélites capaces de escanear hasta mi primer amor inconfesable.

En cambio vengo a nombrar a la Israel que no desmemoria las alambradas
y su cuerpo celeste trozado en los laboratorios del tercer reich,
codo con codo cadavérico con los comunistas y homosexuales
y gitanos y vagabundos.
Esa misma cámara de gas democráticamente compartida como la capilla fría
de cualquier escuela pública del planeta.

No vengo a rabiar por una ofensiva transmitida por CNN y TeleSur en línea,
ni por la boca llena de peces muertos de las madres de Palestina
ni  por el éxodo al Líbano, que no es ninguna tierra prometida.

Vengo por ti Israel.
No por su Estado ni sus partidos políticos ni sus piedras computarizadas y exactas.
Por ti Israel.
La que tiene memoria y que no necesita de fotos para horrorizarse.
Vengo por Israel, la empobrecida, la amante inoxidable de la paz.
Vengo por el soldado de tropa, el muchachito que recrea el espanto de sus abuelos
pero hoy programando la mirilla contra sus abuelos
transfigurados en la Palestina en harapos.

Vengo por la Israel sencilla, religiosa o laica, humanista,
homosexual y vagabunda.

La Israel que no escasea de memoria.

Vengo encendido.
Yo que no soy palestino ni israelí ni chino ni ruso
ni alemán ni norteamericano.

Vengo por ti Israel, la profunda.
Vengo para que nos enseñes en la acción
que no tienen razón los terapeutas
ni los intérpretes psicoanalíticos de la historia.

Que es mentira que en cuanto se invierten las fuerzas,
la víctima se convierte en victimario.
Que el gobierno de turno del Estado de Israel es sólo un accidente
una anécdota
la peor pesadilla,
pero que no es Israel
sino sólo su mandarín provisorio.

Muchacho y muchacha,
soldado de tropa israelí,
apaga el visor robotizado de tu pantalla de guerra
porque otra vez estás desbrozando los costados luminosos de tus abuelos.

¿Que no escuchas su voz desdentada salida de una piel gaseada y rota
que te pide que no vengas por mí una vez más, mira que mis ojos son los tuyos,
los mismos ojos y la misma mano que habitaron el espanto

y que ahora hacen puntería sobre mi pecho tuyo?