sábado, 6 de febrero de 2016

Héctor Llaitul, vocero de la CAM: “Nuestra lucha es contra el extractivismo forestal y jamás contra nuestros hermanos trabajadores”



·        Entrevista con el líder de la Coordinadora de Comunidades Mapuche en Conflicto sobre la ‘espontánea’ movilización de una fracción de los trabajadores forestales en territorio Mapuche en resistencia.

Andrés Figueroa Cornejo     

La militarización por parte del Estado chileno en el territorio donde la resistencia Mapuche ha cobrado superiores niveles de lucha frente a los intereses de la industria forestal, propiedad del gran capital, adopta nuevas y peligrosas estrategias contra la vida de las personas. Así como a espaladas de la ciudadanía se promueve una ley que contempla ‘el control preventivo de identidad’ para menores de edad, tal cual existió en la dictadura, en la zona Mapuche en lucha, las forestales y su acumulación capitalista basada en el extractivismo (cuyo objetivo es la ganancia a costa de la súper explotación del pueblo trabajador, la destrucción de comunidades indígenas y de la naturaleza) ahora usa a una fracción de los propios asalariados de la zona en conflicto con el fin de alentar una mayor militarización de la Araucanía.
El vocero de la Coordinadora de Comunidades Mapuche en Conflicto (CAM, https://www.weftun.org/ ), Héctor Llaitul, se refirió a la coyuntura.

-Tanto el Pueblo Mapuche en general como la CAM desde hace casi 20 años, han resistido históricamente a la violencia militar hispana primero, y después a la violencia militar del capitalismo que empleó y emplea las armas del Estado chileno para su exclusivo beneficio. En todo el planeta es conocida la causa justiciera del Pueblo Mapuche por la defensa y recuperación de su territorio ancestral. Se trata de una lucha antigua y que supera latamente la actual contingencia marcada por el saqueo privado de los recursos naturales y del suelo. En ese marco, ¿qué hay detrás de la reciente y ‘espontánea’ movilización de un segmento de los asalariados que vende su fuerza de trabajo a las forestales?
“No cabe duda que la movilización de un sector de los trabajadores es parte de un conjunto de medidas impuestas por las autoridades de turno con el objetivo de seguir salvaguardando los intereses empresariales, en este caso, de la industria forestal. Basta preguntarse quiénes son los beneficiados con una movilización así. La minoría de arriba mueve sus piezas y recursos para la realización de sus intereses: garantizar el normal funcionamiento de sus circuitos económicos para su reproducción y ganancia. Al capital forestal jamás le han interesado los derechos de los trabajadores ni el porvenir de sus familias. ¿O ya olvidaron el asesinato policial del trabajador Rodrigo Cisterna el 2007, baleado mientras participaba en una huelga de trabajadores subcontratados por una forestal propiedad del grupo Angelini?
La presente situación profundiza aún más la militarización de las zonas en conflicto. Una militarización que protege a las forestales y es destacada contra nuestras reclamaciones históricas.”

-¿Cuál es el resumen de esas demandas históricas?
“El derecho a la territorialidad que tiene nuestro Pueblo- Nación Mapuche y que se eleva sobre fundamentos irrebatibles para todos los sectores involucrados en el conflicto.”

“Como CAM daremos continuidad al proceso emprendido, a pesar de las nuevas medidas que apuntan a la militarización y represión hacia el Pueblo Mapuche”

-Los dirigentes de los trabajadores dicen que necesitan ‘seguridad’. Pero el concepto de seguridad, militarización, cárcel, son parte del repertorio clásico de la fracción más fascista y regresiva de los grandes capitalistas. Nunca se habla de seguridad social, de pleno y seguro empleo, y menos de las causas que provocan la conflictividad social que siempre son la precariedad y flexibilidad laboral, la cesantía, la ausencia de derechos sociales…
“Por eso nos parece altamente preocupante que una parte de los trabajadores, o tal vez de su dirigencia, no considere el origen profundo del conflicto y la justeza de nuestra lucha a la hora de hablar de ‘mayor seguridad para sus trabajadores’.
Sobre todo, considerando que la lucha de nuestro Pueblo- Nación es básicamente de orden territorial y autonómica, de la reivindicación de ciertos territorios hoy en manos principalmente de las forestales. Esa situación concreta es la que ha creado todo un cuadro de confrontación con el empresariado forestal. Nosotros siempre hemos sostenido que nuestra lucha es en contra de esa porción capitalista y jamás en contra de los trabajadores. Ello lo hemos demostrado en la mayoría de los hechos de resistencia, los cuales van dirigidos sobre la economía capitalista, sus métodos, sus insumos, etc., y no así en contra de las labores propiamente de los trabajadores. Menos todavía en contra de su integridad física y psicológica. Es un verdadero contrasentido que se argumente que los trabajadores estarían en riesgo cuando se desempeñan en predios que se encuentran en zonas de conflictos y que constituyen reclamaciones territoriales históricas de las comunidades.”

-En Chile el Estado cumple una función de subsidiario del capital. Y junto con la minería y los bancos, el extractivismo forestal es uno de los máximos beneficiados con los recursos del conjunto de las y los trabajadores en el país. En última instancia, ¿quién es el responsable de la militarización en territorio Mapuche?
“El que más aporta a la militarización es del Estado chileno y, particularmente, la actual administración que aún quiere imponer a como dé lugar un modelo de gobernanza ultra liberal. Siguiendo el manual de la violencia y la guerra contra los pueblos que resisten en todo el mundo, la administración ejecutiva del Estado de Chile se vio en la necesidad de cooptar a parte de la dirigencia de los trabajadores forestales con el fin de utilizar su protesta como argumento para proteger los intereses económicos forestales, dejando a los trabajadores en medio del fuego cruzado en esta confrontación entre nuestras fuerzas Mapuche y las empresas forestales.”

-Nuestra entrevista anterior se dio en el contexto de la protesta de los propietarios de camiones acaecida a fines de agosto del 2015 (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=202707). ¿Existe alguna relación entre esa situación y la actual?
“Si entonces cuestionamos la utilización de los gremios de dueños de camiones para actuar como ‘caballito de batalla’ con el propósito de salvaguardar los intereses económicos forestales, ahora nos parece todavía peor la instrumentalización de los sindicatos forestales para justificar políticas represivas en territorio Mapuche. Sus dirigencias, en especial las de los camioneros, realizan declaraciones sobre hechos consumados y ellas son las que, en la práctica, convierten a los trabajadores en ‘carne de cañón’.
También es preciso dejar en claro que la responsabilidad de algunos sucesos indeseados que afecten a nuestros hermanos trabajadores es del Estado y de las autoridades de turno porque están queriendo usarlos perversamente en contra del Pueblo Mapuche movilizado.”

-¿Cuál hubiera sido el escenario lógico para la causa Mapuche?
“Que el accionar de los trabajadores forestales fuera de un cuestionamiento profundo a las injusticias cometidas con nuestro pueblo, demandando una solución de tipo política de alto nivel que repare, al menos en parte, las reclamaciones políticas y territoriales de nuestro pueblo y en defensa de su fuente laboral, pero fuera de las zonas de conflicto. Esto es, una demanda concreta de paralización de faenas o de negación en todos los términos de trabajar en todos aquellos predios con reclamaciones históricas de las comunidades. Incluyendo una suerte de reparación de parte de las forestales y del Estado en caso de que sus fuentes laborales se viesen afectadas, pero no omitiendo nunca que los mapuche tenemos razones históricas, políticas y culturales para recuperar nuestros territorios, hoy en manos de empresas y que son víctimas de la más atroz depredación que ejecuta el capitalismo extractivista en el Wallmapu. Exigimos respeto y consideración hacia nuestros planteamientos basados en el derecho al territorio y la autonomía para la Nación Mapuche.
El movimiento mapuche autónomo lleva en el cuerpo cerca de dos décadas de movilización y lucha por su territorio y autonomía, y en este contexto jamás hemos actuado en contra de los trabajadores. ¿Por qué? Porque tenemos plena conciencia como pueblo oprimido que las y los trabajadores son igualmente dominados y explotados por el modo de reproducción capitalista.”

-¿Qué hará ahora la Coordinadora de Comunidades Mapuche en Conflicto, CAM?
“Como CAM daremos continuidad al proceso emprendido, a pesar de las nuevas medidas que apuntan a la militarización y represión hacia el Pueblo Mapuche. La causa nuestra se asienta sobre la base de la reconstrucción nacionalitaria y la resistencia, siguiendo nuestras normas como mapuche basadas en el ad mapu ka nor mongen y en nuestra ética de acción política que resguarda la vida e integridad de nuestra gente y de todos aquellos que se vean involucrados indirectamente.
Por lo tanto, como organización Mapuche autonomista, seguiremos en el ámbito de la resistencia territorial, desarrollando acciones en contra de las inversiones capitalistas, principalmente del tipo forestal, debido a las consecuencias nefastas que su presencia significa en la vida Mapuche en general, así como en sus aspectos económicos, sociales y culturales. En consecuencia, se tendrá el máximo cuidado cuando exista presencia de trabajadores.”

miércoles, 13 de enero de 2016

Chile: “La lucha del pueblo de Putaendo por la recuperación del agua es de vida o muerte”



·        Entrevista con Luis Manzano, vocero  y arriero de la Asamblea Popular de la comuna de Putaendo

“…arriba en la cordillera no nos vio pasar ni el viento. ¡Con qué orgullo me querría (mi padre) si ahora llegara a saberlo! Pero el viento no más sabe dónde se durmió mi viejo, con su pena de hombre pobre y dos balas en el pecho”
De ‘Arriba en la cordillera’ de Patricio Manns

Andrés Figueroa Cornejo  

Por ahí pasaron los incas. Por ahí pasó el invasor español Diego de Almagro. Pero también por ahí pasó una de las columnas principales del Ejército Libertador de José de San Martín, encabezada por el baqueano Justo Estay, cuando Argentina y Chile eran uno y lo mismo, y apenas amanecían hacia la primera independencia.
“Putaendo es la primera comuna independiente de la Corona española de Chile”, dice el arriero cordillerano y vocero de la actual Asamblea Popular de Putaendo, Luis Manzano. “El ejército patriota libertó al pueblo en 1817”.
Hoy Putaendo (voz mapudungún, Putraintú o Puthrayghentú, que significa ‘manantiales que brotan de pantanos’) es una comuna perteneciente a la Provincia de San Felipe de Aconcagua, Región de Valparaíso, anclada a 150 kilómetros de Santiago de Chile. Allí viven alrededor de 15 mil personas. Es una comunidad campesina que trabaja en la pequeña agricultura, minería y ganadería. No existen grandes industrias.

-¿Cuáles son los antecedentes de la Asamblea Popular de Putaendo?
“En 1990 se reunieron todas las agrupaciones sociales de la comuna (alrededor de una por cada 100 habitantes). Ese fue el primer intento de la Asamblea de Putaendo que entonces se llamó Unión Comunal de Organizaciones Sociales. Y surgió porque durante la dictadura cívico-militar, al pueblo se le arrebató el hospital, los bancos y hasta la posta, entre tantas cosas. La tiranía centralizó todo en la ciudad de San Felipe, capital provincial, a 15 kilómetros nuestro. Por eso, hasta hoy, los bebés nacen y quedan inscritos en San Felipe. Así Putaendo aumenta su población real, pero permanece estancada para las estadísticas oficiales.”

-¿Y qué efectos tuvo la Unión Comunal?
“Teníamos tanta fuerza que las ‘autoridades’ nos debieron escuchar. Sin embargo, con el tiempo y a eso del año 2000, la Unión Comunal fue cooptada y clientelizada electoralmente por la alcaldía y en la actualidad no reúne más que a un puñado de juntas de vecinos.”

-¿Y después del 2000?
“Un conjunto de representantes de distintas organizaciones independientes y autónomas de los poderes de turno, comenzamos a desplazarnos para solidarizarnos con otros pueblos en lucha. Estuvimos en el conflicto del pueblo de Freirina con la empresa Agrosuper (1); y apoyando a las y los compañeros en Caimanes contra la minera Los Pelambres del poderoso grupo Luksic (2). Esas experiencias originaron la Asamblea Popular de Putaendo (APP).”

“Los populares de Putaendo vamos por una comuna digna, feliz, solidaria. Esa es nuestra práctica y sentido de vida.”

-¿Cuál es el objetivo principal de la APP?
“En lo inmediato, recuperar el agua y los cerros que nos saquean a diario para devolverlo al uso y usufructo de nuestra comunidad, y lograr nuestra soberanía alimentaria. Y nuestra batalla larga, que va necesariamente amarrada a la lucha por el agua, es la conquista de una vida distinta y mejor, con todos/as y para todos/as. La APP tomó una decisión definitiva: los populares de Putaendo vamos por una comuna digna, feliz, solidaria. Esa es nuestra práctica y sentido de vida. Lo que queremos es traer el futuro para acá, entrándole a las necesidades de ahora y resolviéndolas entre todos/as nosotros/as para hacernos de relaciones firmes, solidarias y útiles.”

-¿Qué es lo que ocurre específicamente con el agua?
“En Putaendo existe una organización que administra arbitrariamente tanto el agua de riego, coma la potable. Se llama Junta de Vigilancia del Río Putaendo, el cual proviene del cordillerano Río Rocín, y la dirige el concejal Miguel Vega del Partido Socialista de la Nueva Mayoría. Aquí están los Agua Potable Rural (APR). Entonces, por ejemplo, la Junta de Vigilancia le vende agua de todos nosotros a la compañía privada Esval a 60 pesos el metro cúbico (USD 0,08), y después Esval nos la vende a nosotros mucho más cara. Es un negocio redondo para unos pocos.”

-¿Y quién elige a la Junta de Vigilancia?
“En Putaendo existen 37 de comunidades de regantes y canaleros. En consecuencia, hay un presidente por cada canal de regadío que es elegido por los regantes de cada uno de los sectores. Y, a su vez, el presidente de la Junta de Vigilancia es elegido por los presidentes de cada uno de los 37 canales. Pero aquí está el problema: hay un reglamento que dice que cada uno de los regantes vota por acción y no de manera igualitaria. Una acción depende de la magnitud de agua y de hectáreas de cada canal. En concreto, la Junta de Vigilancia y el agua está controlada por los señores Carter, Jarufe, de Blasi y Cabrini. Sólo Carter, por sí solo, junta de mil a mil quinientas acciones. De hecho, Carter es el presidente de los canales y siempre vota por él mismo. Ellos, por las extensiones de terreno que poseen, son los dueños de la tierra y el agua. Ellos cuatro concentran el 90% de las acciones y producen para la exportación frutícola, cuando en Putaendo hay más de 6 mil regantes.”

-¿Cuál es la posición de la inmensa mayoría de los que precisan el agua de regadío?
“Simple y democrática: un regante, un voto. Independientemente de que uno riegue cinco minutos y Carter 50 horas.”

-¿Qué medidas concretas ha adoptado la APP para la recuperación del agua saqueada?
“En una oportunidad tuvimos un problema porque la Junta de Vigilancia trabaja con un señor que es el que regula los 37 canales y que su cargo es de Juez de Río de la Junta de Vigilancia. Ese señor vendía a los regueros más poderosos el agua que les robaba a algunos agricultores. Nosotros lo descubrimos y lo denunciamos a través de una pega de carteles en todo el pueblo. Junto a otro campesino, partimos a declarar a la Junta de Vigilancia porque la cosa no puede seguir así. Logramos que echaran al juez de riego ladrón.
Hemos estado luchando juntos con los APR de Casablanca y Los Patos (hacia el norte de Putaendo), porque el Municipio debe comprarle aguas a la empresa Esval para enviarles camiones aljibe y que logren llenar sus estanques. Esos campesinos y compañeros de lucha están a menos de 50 metros del Río Putaendo, ¡y no tienen agua! De sed no nos podemos morir.”

“Hoy estamos en el momento de la articulación, la acumulación de fuerzas, la organización y la propaganda de nuestra causa común”

-En Putaendo se está construyendo un embalse actualmente…
“Se trata de un embalse de 37 millones de metros cúbicos de agua, bajo la cuota de su cortina. Por eso también estamos batallando para que a la gente se le asegure el agua de consumo humano. La administración del embalse la tendrá la Junta de Vigilancia, ‘para variar’, y entonces el riego tendrá un costo. Es decir, el que tenga plata podrá regar y aquel que no tenga, no. Es un monopolio. Los cuatro ricos de aquí serán los ganadores.”

-¿Quién paga la construcción del embalse?
“El Estado lo costea en un 75% y el otro 25% directamente nosotros. En realidad, el embalse lo pagamos todos/as. De nuevo el Estado, con los recursos de todos los chilenos/as, subsidia a los capitalistas.”

-Ustedes han denunciado la eventual instalación de una gran minera en el pueblo…
“Es la Andes Copper, (‘compañía canadiense de exploración y desarrollo enfocada en la adquisición, exploración y desarrollo de depósitos de cobre en etapa avanzada en Latinoamérica’), donde el ex ministro de la Concertación, Enrique Correa (3), hace de lobbista de esa empresa. Según el Boletín Minero, cuando se establezca la cuprífera tendría la capacidad de extraer 65 mil toneladas diarias de material bruto. Para hacer una comparación, en la minera Los Pelambres del pueblo de Caimanes, trabajaban 50 mil toneladas diarias, y a la comunidad de Caimanes la hicieron mierda. En consecuencia, en cuanto a la producción agrícola de subsistencia, Putaendo moriría. Sin contar el envenenamiento de las aguas y la contaminación ambiental provocada por el tipo de trasporte y vías que usa la gran minería. Debido a lo anterior, la APP considera que el embalse que están haciendo, en verdad no es para regadío, sino que para la minera. De acuerdo a lo que ha declarado la Andes Copper, la explotación minera estaría en pleno funcionamiento el 2019-2020.
Por otra parte, mientras se hace el embalse, un equipo de ingenieros, una vez terminada su cortina, descubrieron que el embalse y el cerro tienen filtraciones a causa de las grietas. Por lo tanto, la Andes Copper contrató la empresa externa española OHL (4), cuya investigación arrojó, ¡qué coincidencia!, que el embalse se terminaría el 2019-2020. Ello confirma definitivamente que el embalse es para la gran minera con la que nos destruirían.”

-Todo resulta evidente…
“Además, en la comuna vecina de Llay Llay está prácticamente lista la construcción de una hidroeléctrica, arriba en la cordillera, muy cerca de donde estará la minera.”

-¿Cómo lo averiguaron?
“Por la Dirección General de Aguas de Chile. Hoy existe una escritura en el Conservador de Bienes Raíces de la comuna de Putaendo que afirma que toda el agua de nuestro río se la venden a la hidroeléctrica en la miseria de 500 mil pesos (USD680) para alimentar a la minera. Eso, mediante la figura legal de derechos no consultivos. ¿Qué quiere decir derechos no consultivos? Que la hidroeléctrica ocupa el agua del Río Putaendo y luego la retorna al mismo río, haciendo lucro al 100%. Hasta ahora sabemos que la hidroeléctrica abastecería de luz a Putaendo, San Felipe y Los Andes. Ahora bien, aquí es donde surgen las contradicciones entre capitalistas, porque la Junta de Vigilancia tiene su propio proyecto hidroeléctrico para hacer el negocio ella, ubicando la hidroeléctrica bajo el embalse; mientras que la minera tiene otro proyecto similar, pero para su objetivo de ganancia privada, situando la hidroeléctrica mucho más arriba del embalse. Por eso hoy, de manera oportunista y según sus intereses, la Junta de Vigilancia, engañosamente, dice que está en contra de la minera.
Después de todo, independientemente de las disputas intercapitalistas, la lucha del pueblo de Putaendo por la recuperación del agua es de vida o muerte. Por eso estamos condenados colectivamente a expulsar a la minera y a construir coordinaciones estratégicas con otras comunidades de la zona que abrevan de las napas subterráneas que nos permiten vivir. Hoy estamos en el momento de la articulación, la acumulación de fuerzas, la organización y la propaganda de nuestra causa común. Mañana, cuando corresponda, ya sabremos enfrentar un momento superior de la lucha por el agua.”

Notas
(1)  http://www.proceso.com.mx/?p=328551
(2)  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=158574
(3)  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=207641
(4)  https://es.wikipedia.org/wiki/Obrasc%C3%B3n_Huarte_Lain

lunes, 28 de diciembre de 2015

2016: Temporada brava y canción



Andrés Figueroa Cornejo   

En esta hora dura y confusa para los pueblos. En la hora del crimen capitalista sobre la humanidad. En la hora del saqueo y la expoliación asesina de la biodiversidad, y la superexplotación de la fuerza de trabajo de niños, niñas, jóvenes, mujeres, hombres, ancianas y ancianos de todo el planeta. En la hora de la hegemonía parasita y especulativa del momento financiero sobre la reproducción general del capitalismo y sus relaciones sociales alienantes. En la hora del egoísmo ampliado, de la lumpenización y de la ley barbárica del cada uno para sí.

Cuando los progresismos y la democracia burguesa representativa revelan su naturaleza de espejismo y manipulación, sus límites comprobados y las pruebas de su despeñadero. Cuando la internacional corporativa del capital sin fronteras ordena, disciplina y uniforma hasta el agua escasa que bebemos y las formas frágiles y desconfiadas con las que nos enamoramos y criamos a las y los hijos. Cuando tantas y tantos nos enajenamosen línea, mandando a la prehistoria los vínculos reales de la realidad, cara a cara, entre las personas.

Cuando las y los asalariados y los pueblos estamos condenados a derrumbar el actual orden de cosas hasta para cumplir el programa de la burguesía revolucionaria del siglo XVIII y XIX. Esa famosa e incumplida tríada de la libertad, la igualdad y la fraternidad.

Cuando el imperio norteamericano y sus aliados nos desangran a la Palestina, al Sahara Occidental, a la Colombia, a la Honduras, a la Haití, al Kurdistán, a África, a Oriente Medio, a América Latina y a Asia. Cuando el patriarcado secular y el racismo, ideología colonial para reventar gente mediante la esclavitud, y las migraciones de empobrecidos por la guerra y la economía, valga la redundancia, hacen fiesta en todos los rincones del mundo. Cuando la lucha de clases continúa tan actual como desde hace tanto, sólo que provisoriamente los de abajo la vamos perdiendo. Cuando la traición, la compra de dirigentes, la corrupción pequeña y grande son divisa corriente y cotidiana. Cuando la razón y los corazones son presa del posibilismo impotente y la épica hegemónica se reduce a la compra en cuotas sin fin de un electrodoméstico. Cuando el desarrollismo y el extractivismo delirantes, las maquilas, la flexibilidad laboral y el desempleo descarado o enmascarado gatillan la explosión del trabajo a cuenta propia y franca autoexplotación, destruye comunidades y aire y territorio y agua, cambia el clima, hace sudar las reservas polares y plastifica el entorno, como si los océanos fueran basureros sin fondo. Cuando los pequeños emprendedores sufren también el yugo y los precios impuestos por el gran capital concentrado, y la libre competencia no existe, salvo en los manuales de la ortodoxia liberal.

Cuando el arte y la producción de conocimiento en los pueblos periféricos son terreno heroico de resistencia silenciada. Y los derechos a educación, salud, vivienda y seguridad social se juegan en el casino especulativo de las bolsas, el monetarismo, la ganancia privada, mientras que de seguir las cosas tal cual, las jubilaciones, el tiempo libre y la recreación, serán apenas un recuerdo dulce y dos canciones prohibidas.

Y sin embargo, abajo, en medio de la humanidad mancillada, la rebeldía, la insubordinación y la desobediencia, no reprimen su latido ni ‘su estrella elegida’. Para maldición de la minoría en el poder, ese amor y necesidad objetiva de libertad, al mismo tiempo, se las arregla para sabotearles la sonrisa idiota a los pocos que mandan. Actualiza su reloj, lo torna digital. Fabrica en silencio o a gritos las pistas de una historia no escrita, en medio de la incertidumbre, castigando el miedo y la comodidad. Distingue gobierno de Estado, movimiento popular de aparatismo, Cristo secuestrado de oro de las y los cristianos en lucha, populismo de popular, nacionalismo de socialismo, testimonio y presentismo de la acumulación de fuerzas sociales, voluntarismo de voluntad de poder, gesto de gesta, recesión mundial de crisis terminal del capitalismo, asamblea de conducción política revolucionaria, estalinismo de organización militante acerada. Sin perder la memoria ni dejar de procesar las lecciones históricas, no vuelve fetiche las banderas ni los héroes ni la institucionalidad. Se solidariza trabajosamente y espanta la mansedumbre. De a poco y sin atajos. Va creando su épica, ética, política y estética para enfrentar al enemigo en el siglo XXI. Construye calladamente su proyecto, su estrategia, comienza a organizar sus fuerzas escasas en el terreno concreto. No tiene nombre o los tiene todos, que es igual. Es antiimperialista, anticapitalista, antipatriarcal, ecosocialista. Madura, se territorializa, alarga su brazo para hermanarse con otras iniciativas, a pesar de las patologías tribales y los caudillismos que se oponen a su desenvolvimiento unitario entre sus propias filas.

Entonces el 2016. Temporada brava. Nos necesitamos todas y todos, porque no subestimamos al enemigo. Porque a la larga y por todos los medios, razón, corazones y fuerza, tendremos que liberar hasta la misma burguesía de su condición de amo. A fin de cuentas, el ejercicio práctico de la rebeldía organizada es la única promesa para crear las condiciones de la felicidad. Y sólo el movimiento colectivo por la emancipación humana, y del individuo en el colectivo, ofrece sentido a la vida.

lunes, 21 de diciembre de 2015

Chile/Brasil. “El 5 de enero de 2016, Mauricio sería trasladado de cárcel y estar a las puertas de la libertad”


  • Entrevista con Fernando Moreira, abogado del prisionero político chileno en Brasil y ex militante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, Mauricio Hernández Norambuena o “Comandante Ramiro”

“Pero yo te aseguro que no me han quitado nada
Puesto que de esa tierra no me podrán apartar.”
De ‘El Equipaje del destierro’ de Patricio Manns

Andrés Figueroa Cornejo  

Mauricio Hernández Norambuena, o el ‘Comandante Ramiro’, ex militante del ya disuelto Frente Patriótico Manuel Rodríguez de Chile, es hoy un prisionero político en la Cárcel Federal de Porto Velho, en Rondonia, Brasil, próxima a la frontera con Bolivia. Mientras allá se le acusó de ser parte del secuestro del empresario Washington Olivetto, en Chile, Hernández Norambuena fue condenado con las penas del infierno y cadena perpetua por participar en la resistencia política y militar contra el dictador Augusto Pinochet. Entonces, incriminado por un expediente mitológico por la justicia de los pocos que mandan en el país andino (donde sólo faltó que fuera responsabilizado de la muerte de Diego Portales, político y millonario chileno asesinado de un tiro hace casi 180 años), permaneció cautivo en la Cárcel de Alta Seguridad de Santiago hasta  el 30 de diciembre de 1996. A media tarde de ese día, Mauricio junto a tres de sus compañeros, logró huir del penal hasta entonces inexpugnable, arriba de una canasta blindada que pendía como una mano hermana desde un helicóptero. La nave desapareció en el cielo ante una platea uniformada y fuertemente armada de balas y pasmo. 6 años después sería nuevamente hecho prisionero, esta vez en Brasil.
Pero la injusticia se ensaña contra las y los luchadores por la libertad y premia las barbaridades. Basta recordar el breve presidio dorado que vivió el genocida y tirano implacable Augusto Pinochet en The London Clinic (1), con la protección de la ‘dama de hierro’ y ex primera ministra del Reino Unido, Margaret Thatcher. Allí el gobierno chileno de demócrata-cristianos y socialistas liberales de la época, haciendo gala de su fidelidad antipopular a la hora de honrar el pacto alguna vez secreto entre los partidos políticos del capitalismo, la burguesía nativa y el Pentágono para terminar con la dictadura del capital en su forma de sistema cívico-militar y pasar a su actual forma de democracia secuestrada y en crisis, lograron entonces que el dictador regresara a Chile ‘por razones humanitarias’.
En el caso de Mauricio Hernández Norambuena, el gobierno chileno, hasta ahora, actúa de manera inversa respecto de cómo lo hizo con Pinochet, ese sinónimo de fascismo, traición y muerte, todavía en uso en el lenguaje mundial.

Una temporada en el infierno 
 
Desde hace tres años el abogado de Mauricio Hernández Norambuena es brasileño, tiene 30 años y se llama Fernando Moreira. Es originario del Estado de Espíritu Santo, cerca de Río de Janeiro, e hizo sus estudios de Derecho en la Universidad de Vila Vehla. Su especialidad es Ciencias Penales y se desempeña en el campo de los Derechos Humanos en una asociación de Madres de personas asesinadas en democracia, “porque la policía brasileña es la que más mata en el mundo, según las estadísticas”. En Brasil la justicia funciona con un jurado elegido entre el pueblo. El último caso de Fernando Moreira consistió en defender al imputado Cláudio Baptista, o Calu, de haber dado muerte al juez Alexandre Martins de Espíritu Santo en 2003. Tras 7 días de infinito proceso, Calu, el protegido de Moreira, fue declarado inocente de los cargos que le imputaron y puesto en libertad.

-¿Cuáles son las condiciones de cautiverio que ha sufrido Mauricio Hernández desde los primeros años del siglo XXI?
“Desde el 2002 a enero de 2007, Mauricio fue ubicado en un presidio de máxima seguridad en San Pablo, bajo el denominado Régimen Disciplinario Diferencial. Sus características son aislamiento total, 24 horas solo, sin poder hablar ni siquiera con los gendarmes. Luego fue trasladado a una cárcel en Paraná, en la frontera con Paraguay, donde estuvo desde el 2007 al 2010. En agosto de ese año fue llevado a la Cárcel Federal de Campo Grande, en Mato Grosso do Sul, y en marzo de 2015, encerrado en la Cárcel Federal de Porto Velho, en Rondonia, en plena selva amazónica. En la región bulle la malaria y la fiebre amarilla. En este presidio tiene dos horas al día para salir de la celda al patio de su galería. Allí tiene derecho a una visita semanal que difícilmente se realiza, producto de lo remoto del lugar.”

-¿De qué está acusado en Brasil?
“Primero de extorsión por secuestro para reunir dinero y, de acuerdo a una jueza que hace parte de la Asociación de Jueces por la Democracia (AJD), con fines políticos. La condena fue de 16 años al comienzo, pero posteriormente fue aumentada a 30 años por el Tribunal de San Pablo, conocido como el más conservador de Brasil y tal vez del planeta, debido a que a Mauricio se le añadió el cargo de tortura por las condiciones del propio secuestro. Ahora bien, Mauricio no fue apresado donde se encontraba el empresario siniestrado, sino que muy lejos de allí, un motivo más para no ser condenado por tortura. De hecho, no hubo tortura. De lo contrario habría que rotular de torturados a todos los presos del país, especialmente a mi defendido. Ya el 2011 la Corte Interamericana de Derechos Humanos caratuló el régimen que sufre Mauricio como una pena cruel, inhumana y degradante (2). La ONU habla de 15 de días como máximo de incomunicación. ¡Pero Mauricio estuvo 5 años! Además, tanto autoridades chilenas, como yo, su propio abogado, padecemos restricciones fuertes en nuestras visitas. Todas las conversaciones son grabadas. En Brasil, según lo anterior, incluso se estudia la constitucionalidad o no de la situación de Hernández Norambuena.”

“Mauricio desea retornar a Chile, donde vivió y luchó toda su vida”

-Resulta intrincado el ámbito de los años de reclusión que ha cumplido, el tiempo que le queda y otros asuntos legales que se desconocen en sus detalles. ¿Podrías referirte a ello?
“En febrero de 2016, Mauricio cumple 14 años de cautiverio. Teóricamente deberían quedarle 16 años de reclusión. Sin embargo, yo elevé una iniciativa de Revisión Criminal para reducir la pena, que sería purgada en Brasilia. De prosperar mis gestiones, la pena general podría disminuir, por ejemplo, a 20 años. De cualquier forma, como chileno, Mauricio tiene todo el derecho de regresar a su patria.”

-¿Qué pasa con el decreto de extradición firmado por Chile y Bolivia con el Mercosur en 2012, organismo donde está Brasil, entre otros?
“En efecto, el 17 de febrero de 2012, Chile promulgó el Decreto 35 o Acuerdo de Extradición entre los Estados parte del Mercosur. En una de las cláusulas del tratado se señala que están prohibidas las extradiciones sólo en casos de penas de muerte (que no existen en ningún país de América Latina) y prisión perpetua. Como en Chile Mauricio está condenado a prisión perpetua, aquí se encuentra la causa del embrollo político.”

-¿Por qué?
“Porque Brasil solamente accedió a extraditar a Chile a Mauricio a condición de la conmutación de la pena en su país.”

-¿Y qué autoridades políticas de Chile están facultadas para conmutar la condena perpetua de Hernández Norambuena?
“El Ministerio de Justicia o de Relaciones Exteriores, pero siempre la última palabra, en la actualidad, la tiene la Presidenta Michelle Bachelet. Ahora bien, de acuerdo al tratado, Bachelet tendría que ceñirse a la legislación penal del país donde está encarcelado Mauricio, o sea, a las leyes brasileñas. En este caso, Bachelet tendría que acatar la jurisdicción de Brasil cuya máxima pena es de 30 años. En Brasil no existe cárcel de por vida. En consecuencia, el gobierno chileno debería conmutar el presidio perpetuo contra Mauricio por el de 30 años. Únicamente de ese modo Brasil puede extraditar a mi defendido a Chile.”

-¿Cuáles son las opciones que tiene Hernández Norambuena, entonces?
“Como el tratado fue ratificado por Chile y, por tanto, se presume que lo cumplirá, sólo quedan dos alternativas. La primera es que el gobierno chileno cambie la pena de cadena perpetua por la de 30 años de presidio, y la Presidenta de Brasil curse la extradición de Mauricio para regresar a su país. La segunda alternativa es que Chile continúe NO manifestándose respecto del caso.”

-¿Qué ocurre si el gobierno chileno persiste en no decir nada en relación a la conmutación de la pena del imputado?
“Mauricio podría ser procesado en la Corte Interamericana de DDHH, y Brasil puede solicitar el proceso de Mauricio en la Corte Internacional de Justicia, en La Haya, donde sólo países son partes en contienda y no personas.”

-¿Y ahora cuál es tu estrategia?
“Mauricio desea retornar a Chile, donde vivió y luchó toda su vida. Empero, si Chile no conmuta sus penas, deberá permanecer en Brasil, donde tiene la opción de la libertad condicional.”

-¿Y cuándo podría salir en libertad?
“En cualquier momento. En estos instantes existe una solicitud de análisis pendiente en manos del juez de Rondonia. En cuanto ese juez lo determine, Mauricio lograría salir en libertad, obtener un estatus de migrante regular y podría trabajar como todo el mundo.”

“El 5 de enero, Mauricio tendría posibilidades de salir en libertad en menor tiempo”

-¿Qué pasará el próximo 5 de enero de 2016?
“Los presidios federales en Brasil son del 2006 y su normativa, del 2008. Es necesaria la decisión judicial de un Estado para permanecer o ser transferido de presidio federal. Esa decisión tiene un plazo de 360 días, y todos los años se renueva la justicia paulista. Pero ocurre que para los tribunales de San Pablo el caso de Mauricio es un problema, entre otras cosas, porque no existen cárceles para situaciones como las de él. Y entonces el próximo 5 de enero de 2016 termina el período de permanencia en la penitenciaría donde Mauricio está recluido y debería ser trasladado a San Pablo.”

-¿Qué suerte correría siendo transferido a San Pablo?
“Mauricio tendría posibilidades de salir en libertad en menor tiempo.”

-Tú has sostenido conversaciones con el prestigioso abogado de Derechos Humanos de Chile, Alberto Espinoza. ¿Qué han platicado?
“De acuerdo a la opinión de Alberto Espinoza, la condena, las penas y los cargos contra Mauricio ya podrían estar prescritos. En Chile, las penas prescriben en 15 años. Mi defendido lleva 14 años prisionero. Sin embargo, cuando algún chileno está preso fuera de Chile, se cuenta el doble. Esto es, que desde la ley chilena, Mauricio ya prácticamente habría cumplido con 30 años de cautiverio. Incluso la Suprema Corte brasileña puede reconocer la prescripción de su condena, sin necesidad de que Chile se pronuncie.”

“Mauricio está entero física y psicológicamente”

-¿Cómo ves la condición humana de Mauricio Hernández bajo el régimen carcelario en el que se encuentra?
“Diariamente realiza ejercicios físicos (en su juventud en Chile, se graduó en la universidad de Pedagogía en Educación Física) y a través de la lectura y la escritura permanentes se sostiene muy bien de salud mental. Mauricio es un hombre muy fuerte, muy entero. En la cárcel es el único prisionero que no consume neurolépticos. Está íntegro y ansiosamente esperanzado por las próximas resoluciones judiciales.”
---------------------------
Notas

jueves, 10 de diciembre de 2015

Venezuela: “La cuestión es que el gobierno nunca se propuso destruir el Estado capitalista”

“Es en la práctica donde el hombre debe demostrar la verdad, es decir, la realidad y el poder, la terrenalidad de su pensamiento.”
Carlos Marx

Andrés Figueroa Cornejo    

Hace más de un año, el comunicador que escribe se entrevistó con el destacado escritor, periodista, académico y luchador social de origen venezolano y residente en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, Modesto Emilio Guerrero (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190638). En la ocasión, con la honestidad que escasea en muchos intelectuales orgánicos de las y los oprimidos, advirtió sobre las tendencias que trágicamente se concretaron el pasado 6 de diciembre de 2015, en el marco de los resultados de los comicios para renovar la Asamblea Nacional de Venezuela. He aquí una nueva entrevista con Guerrero respecto de los acontecimientos en curso.

-¿Qué pasó el 6D?
“Lo ocurrido fue la manifestación de un proceso que venía construyéndose y que inevitablemente conduciría a la derrota. Y si no conducía a la derrota, al menos significaría un retroceso político para la llamada Revolución Bolivariana, para la sociedad venezolana y para el movimiento chavista.”

-¿Por qué inevitable?
“No porque se trate de un hecho teleológico o una suerte de maldición pre-escrita, sino porque la construcción del proceso nació torcida, hasta que en octubre de 2012 surgió un proyecto de cambio del Estado. En Venezuela sólo se modificó la arquitectura jurídica, el armado legal, algunos elementos importantes de la vida política (una nueva Constitución), y se modificaron aspectos de la base social que sostienen la gobernabilidad a través de las leyes. Ellas facilitaron mediante la Ley de Tierras, la Ley de Aduanas, la Ley de los Trabajadores y Trabajadoras, y otras, un avance monumental en la sociedad venezolana en el sentido de su progresividad en relación a todo lo conocido anteriormente en el país.”

-Pero ¿cuál consideras el problema fundamental?
“Nunca fue planteada desde el gobierno de manera taxativa la destrucción del Estado burgués y capitalista. El 27 de octubre de 2012, sabiendo que no volvería vivo de La Habana, el Comandante Hugo Chávez le encargó al nuevo gobierno, en la persona de Nicolás Maduro, que derribara de forma inmediata el Estado burocrático burgués, rentista petrolero que rige al país, y que lo transformara sobre sus ruinas en un Estado comunal, fundado en los nuevos organismos que estaban en proceso de desarrollo, que el 2012 eran muy pocos, y que en la actualidad corresponden a alrededor de 1800 comunas trabajando desde el denominado Poder Popular. Chávez, tarde, pero inteligentemente frente a la percepción de los peligros que sufría su gobierno, descubrió que si no se modificaba el tipo de Estado, que no sólo es el aparato político, el chavismo iría lamentablemente a su destrucción. Lo segundo no lo dijo, pero surge como consecuencia lógica de la primera definición que hizo; a saber, la necesidad urgente de cambiar el Estado. De lo contrario, sólo sería un capricho sustituirlo.”

-¿Y cuáles son las determinaciones de ese Estado por transformar?
“Se trata del mismo Estado que teníamos antes de la Revolución. Es el Estado de la Cuarta República, el Estado del enemigo. Es el Estado diseñado hace más de 70 años por Estados Unidos, por sus abogados y economistas. Ese Estado prebendario y rentista de la burguesía venezolana y de la burguesía norteamericana, no podía conducir a una transformación seria, compleja, coherente, integral de la sociedad. Y así fue que, al no ocurrir esa transformación necesaria, inevitablemente se provocó la derrota parlamentaria reciente, y conduciría a una derrota total del gobierno y del chavismo si hubiera una elección presidencial en el próximo período corto.”

-¿Qué le pasó a la sociedad venezolana?
“Se cansó, se llenó de angustia y de una acumulación de problemas que el gobierno no pudo solucionar, a pesar de los intentos y de las correctas actitudes que tuvo el gobierno de Maduro, por ejemplo, metiendo presos a más de 70 gerentes de compañías comerciales nacionales y multinacionales, que han convertido la especulación comercial en el modo de hacer economía en el país.”

-¿Fue una medida suficiente?
“Claramente no. No se puede encarcelar por más de 48 horas o unos pocos días, a lo sumo, a alguien que ha cometido un delito de este tipo. El capitalismo tiene una enorme capacidad de absorción de esos problemas. Simplemente los subsume en el mecanismo infernal de la valorización del capital mediante la especulación comercial, que en Venezuela es mucho más especulativa debido al juego del dólar respecto del bolívar.”

-¿Y en qué consiste ese juego?
“En robarle dólares al Estado para comprar en el exterior, traerlo al país, esconderlo, acapararlo, trasladarlo a Colombia, y retornarlo 8 o 10 días después a un precio inflado, 100 a 200 veces más caro.”

Chávez en el 2012: ‘Me siento infiltrado en este gobierno’

-¿Por qué el gobierno venezolano, teniendo a la vista el repertorio usado por la burguesía y el imperialismo en el Chile de Salvador Allende, incumplió el legado de Chávez?
“La respuesta es sencilla y compleja, a la vez. El Estado de Venezuela durante los años de Chávez, y sobre todo aceleradamente después de su muerte, fue asaltado por una caterva de burócratas, de mafiosos de la economía que emergieron del propio chavismo. Ellos, en asociación con el capital privado, fueron tomando las palancas principales de la economía estatal, y junto con la banca privada, formaron el fatal sistema de negocios basado en comprar y vender en Venezuela. El país, desde 1840, siempre fue una economía ‘de puerto’. Ahora bien; no tan sólo fue una economía ‘de puerto’, que ya es malo para cualquier sociedad, también se trata de una economía de especulación, donde el dólar es la principal mercancía del país, mientras que el bolívar, la moneda nacional, es la mercancía menos valiosa. En una economía así, resulta muy difícil que pueda prosperar el desarrollo y la profesión de las leyes, las cuales son aminoradas frente a una realidad económica que sobrepasa a cualquier legislación.”

-¿Por ejemplo?
“En el 2013, cuando Maduro asumió el Ejecutivo, nombró como Presidenta del Banco Central (BC) a la honesta economista marxista, Edmée Betancourt. Ella, al hacerse cargo del Banco Central, pidió un estado de cuentas, el cual arrojó un haber, un debe y un parque de 23.800 millones de dólares que habían desaparecido del arca del BC y que fueron trasladados legalmente a la banca privada con el fin de importar y luego realizar el negocio de la especulación. Edmée Betancourt fue despedida a las pocas semanas, pero no así el negocio de más de 23 mil millones de dólares, que puede ser el presupuesto de varios países juntos del Caribe y Centroamérica. Esa masa de dinero refleja una nueva razia, no burguesa porque todavía no se constituye como clase social. Es burocrática  porque está compuesta por funcionarios, por una parte de las Fuerzas Armadas, del Partido Socialista Unido (PSUV), y en algunos casos, también del sindicalismo. Esa componenda ya estaba cuando Chávez vivía. Por ello, Hugo Chávez, antes de su última partida a Cuba, le confesó a dos de sus amigos, uno de los cuales me lo dijo en forma directa, que ‘Me siento infiltrado en este gobierno’, ¡en su propio gobierno! Ahí observamos la honestidad de Chávez a la hora de reconocer en los hechos, las falencias, las debilidades o tardanzas e incomprensiones políticas. Chávez siempre denunció a la burocracia y a la corrupción al interior del gobierno, pero tarde comprendió que él estaba en minoría en términos de moral política. Hoy existe un general asociado a multinacionales; ministros ligados a negocios privados. Por eso surge con fuerzas por parte del Ejecutivo, hacer un gobierno de coalición, idea que tiene más o menos dos años y medio de vida, pero que nunca había prosperado porque le faltaba la base social. Ahora ya existe esa base social y tiene dos capas: la capa gerencial del Estado y de su dirigencia política (no toda, por supuesto, sino que una porción importante); y la segunda capa corresponde a un amplísimo funcionarado que se convirtió en los últimos años, acelerado en los últimos dos años y medio, en una casta de funcionarios conservadores en el sentido de no querer desafiar más ni cuestionar más el actual estado de cosas. Sólo pretenden vivir tranquilos con lo que tienen. Sin embargo, quien esquive la dialéctica de la historia será tomado por el cuello por esa misma dialéctica. De este modo, fueron asaltados el 6 de diciembre de 2015 porque la realidad no se frena, no hiberna. Entonces, lo que no hiciste como amigo, lo ganó el enemigo como terreno.”

Las causas del retroceso de las vanguardias políticas y el movimiento popular

-Modesto, en una entrevista que te realicé hace más de un año, no sólo advertías las tendencias que trágicamente se han concretado ahora último, sino que planteabas que una salida revolucionaria posible era la reunión de las organizaciones revolucionarias y socialistas, en su sentido más fuerte. ¿Qué ocurrió con ello?
“Pasó lo que ha sucedido en la historia, no siempre, con las vanguardias revolucionarias más activas. Una parte de desmoralizó, otra fue despedida, irradiada; otra fracción decidió apartarse de la función militante y dedicarse a su vida y trabajo privados. Otros se han refugiado en la vida artística. Y estamos hablando de que alrededor de 30 mil cuadros se alejaron de la militancia chavista en los últimos tres años. Se trata de los mejores cuadros políticos y técnicos de la Revolución Bolivariana. Conozco a muchos de ellos.”

-¿Qué impacto contempla ese fenómeno?
“Que el rol intermedio de la vanguardia quedó en manos de los ‘arribistas’, de los que escalan cuando los revolucionarios abandonan sus puestos. De todos aquellos que, en conjunto, hacen la alfombra conservadora de todo lo que significa no desafiar al Estado burgués-capitalista de Venezuela. Puedo ilustrar esta desgracia política con dos ejemplos. Uno es Roland Denis, que como decenas de miles, decidió romper con el PSUV y con el chavismo como movimiento al entender que ya no hay manera de reformar el proceso. Roland Denis es, pese a su juventud, uno de los cuadros políticos mejor formados y de los más probados en las más duras peleas en Venezuela. Él, por ser muy conocido, tuvo la oportunidad de hacer pública su renuncia.
El otro caso es una organización: Marea Socialista (http://mareasocialista.com.ve/), que en el sentido inverso, no renunció, ni se fue. Sigue resistiendo. ¿Entonces qué le hicieron? La burocracia del PSUV le impidió participar en las elecciones del 6D como organización política legal, para evitar que una parte del voto chavista se fuera ‘por izquierda’ detrás de Marea Socialista (MS), la cual cuenta con personalidades muy importantes y mucha visibilización a través de la página http://www.aporrea.org/, entre otras cosas. Y MS que presentó 10 versiones de nombres, finalmente tuvo que apoyarse en tarjetas de otras agrupaciones donde no podía aparecer la expresión Marea Socialista. Esa manera de perseguir a una organización política sólo por sostener una posición crítica al proceso, es una inmejorable ilustración de lo que significa una vanguardia cuando comienza a estar derrotada. Se sabe por la historia que cuando una vanguardia, que se ha probado desde 1989 hasta nuestros días, comienza a retroceder, es porque algo también está retrocediendo en la base social de esa vanguardia.”

-¿Y el movimiento de las comunas?
“Es probable, carezco de los datos empíricos, de que parte del movimiento de las comunas haya sido adosado al aparato de Estado y que haya perdido su inicial dinámica transformadora, creativa y progresiva. Es una observación que deduzco del proceso mismo de la vanguardia. También es probable que un segmento del llamado Movimiento del Poder Popular, tenga una vida separada, autónoma. No debe ser casualidad que en los 5 estados donde el chavismo ganó, fueran precisamente donde existe mayor presencia del Poder Popular. Sólo estoy marcando tendencias y probabilidades que determinan a una vanguardia que comenzó su reflujo. Es cierto, se mantiene Marea Socialista y muchas otras formaciones, pero ya no es lo mismo porque se han perdido muchos cuadros.”

Las opciones del chavismo

-¿Cuál es tu caracterización del actual gobierno de Venezuela?
“Es un gobierno que ha ido perdiendo gobernabilidad desde el 2013, cuando Maduro ganó por tres puntos de diferencia. Chávez nunca disminuyó su distancia de 11 a 12 puntos, que es lo que garantiza el margen de gobernabilidad estable para ejercer el poder. Hoy el gobierno se encuentra mucho más débil y demacrado por una situación económica y social incontrolable que, a pesar de haber sido creada desde afuera, la actual administración no contó con la capacidad política y militar para resolverla por medios revolucionarios, sino que prefirió negociar con esa conspiración y, en consecuencia, el resultado ha sido negativo. Perder el poder legislativo sólo es comparable a perder la Corte Suprema o PDVSA (Petróleos de Venezuela). Esa gobernabilidad ya comienza a enfilarse a un despeñadero, cuando las tres cámaras económicas más importantes del país han solicitado a las nuevas autoridades de derecha que se instalan en el Legislativo el próximo 6 de enero de 2016, que deroguen en forma inmediata la Ley de Tierras, Ley del Trabajo y Ley de Aduanas. Y exigen, además, que se imponga la amnistía general, esto es en concreto, la amnistía para tres presos políticos que incitaron a la violencia y al asesinato el año pasado. O sea, que un legislativo con la derecha ostentando mayoría calificada, es trascendente para advertir que esa asamblea parlamentaria se convertirá en el bastión para conducir al referendo revocatorio. Incluso ya se habla de votar una ley que le permita a la Asamblea Nacional destituir al Presidente antes del referendo revocatorio, que constitucionalmente sólo podría convocarse en un año más. Sería una jugada completamente ilegal, como en Paraguay, donde también era ilegal, pero lo hicieron de todos modos. Aquí lo que prima son las relaciones de fuerza. La derecha se siente envalentonada y lo va a intentar.”

-¿Qué puede hacer el gobierno, considerando que en un año más la derecha podría convocar a un referendo revocatorio?
“Tanto el gobierno como el Movimiento del Poder Popular, pueden hacer tres cosas. Resguardando los derechos políticos y democráticos de la población trabajadora, revertir con medidas revolucionarias todo el proceso de declive generalizado del poder chavista. La segunda opción es que el gobierno pacte con la burguesía un gobierno de transición, que ya está en proceso de negociación por algunos de los dirigentes del PSUV. Y la tercera opción es esperar impávidos e impotentes la derrota en un referendo revocatorio. Acá se construye, o en el vacío que dejas, el enemigo hace lo propio y construye tu destrucción.”
Hace poco vi un hecho que provoca alegría y que define el carácter profundamente democrático del movimiento chavista. En ‘La esquina caliente’, que es una suerte de asamblea permanente chavista apostada en la Plaza Bolívar de Caracas, se armó una gigantesca asamblea como de dos mil personas para debatir (que es lo que hacen en esa plaza desde hace 14 años) con el Vicepresidente de la nación, Jorge Arreaza, sobre las causas que condujeron a la derrota. Ese ejercicio permite reconstituir fuerzas desde abajo. Al mismo tiempo, uno de los jefes del chavismo, un ex alcalde, dijo con toda claridad que había que sacarse la careta, basta de arrogancia y mencionemos por qué se produjo esta derrota. Y otros han expresado cosas parecidas. De todos modos lo decisivo será si el Poder Popular, a través de sus organismos militantes, convierten los tres organigramas del Consejo Presidencial del Poder Popular (comuneros, trabajadores y campesinos) en una fuerza para destruir al Estado burgués. Si esos tres organismos que ya existen, más la Ley del Poder Popular y el Programa del Estado comunal, que es una legislación nacional votada, actúan como una fuerza social apoyada en grandes movilizaciones, entonces al gobierno de la asamblea que se monta el 6 de enero de 2016, se le acortaría la medida para hacer lo que quiere hacer porque tendría que enfrentar a un movimiento popular. Si ello no ocurre, en consecuencia el gobierno no habrá entendido nada y estará convalidando, o involuntariamente, facilitando la tarea para que el enemigo se fortalezca en la próxima etapa.”

“Así como se construyen las victorias, también se construyen las derrotas”

-Ahora, ¿qué pasa con las Fuerzas Armadas de Venezuela?
“Allí existen varias incógnitas. Un dato sabido es que los candidatos chavistas del 6D perdieron mayoritariamente en los cuarteles. Quien no sabe, es bueno que se entere de que en Venezuela los militares votan y deliberan. La proporción aproximada entre los que votaron en contra de los chavistas fue de 6 a 4.
En el 2013, cuando Maduro fue candidato presidencial contra Capriles, una fuerte presencia militar no voto por Maduro. Se desconocen los números, pero ninguno sufragó por Capriles, así como muchos se abstuvieron.
Está incógnita está cruzada con la realidad de que las Fuerzas Armadas del país todavía son antiimperialistas, todavía son chavistas y de izquierda. Sin embargo, como no son un organismo sellado de cara a la sociedad, han recibido en los últimos dos años y medio las presiones de la lucha de clases y de la sociedad viva, y se han internalizado de la crisis social. Lo cierto es que no sabemos cuántos militares y oficiales van a girar un poco, en búsqueda de acuerdos con los nuevos legisladores de la Asamblea Nacional. Como ya se probó que Maduro puede ser vencido por el voto, se debilita la tesis del golpe de Estado.”

-Algunos, desde el anticapitalismo y el antiimperialismo, desde el antipatriarcado y el eco-socialismo, advertimos que muchas fuerzas políticas que incluso hicieron la revolución y la guerra política y militar en América Latina y el Caribe en décadas pasadas contra el imperialismo y contra sistemas políticos espurios, criminales y antipopulares, en la actualidad ocupan, a modo de alternancia electoral, ese mismo espacio que perdió el antiguo sistema político dominante. Esto es, que según cada caso y guardando las proporciones y particularidades de cada uno de esos países, se remeda el sistema político norteamericano entre demócratas y republicanos. ¿Qué piensas al respecto para el caso venezolano?
“Ese es el secreto del chavismo a estas alturas, si no hay un cambio radical, desde las bases y los cuadros más revolucionarios del gobierno. Es una forma de socialdemocratización, pero distinta a la antigua socialdemocracia, porque ella viene de vuelta. Nadie retorna igual después de una derrota. El gobierno de Maduro es posible que llegue a amoldarse a la lógica del bipartidismo, a la permanente alternatividad en el poder para administrar un mismo sistema.”

-¿Cuál crees que serán las consecuencias del 6D fuera de Venezuela?
“Yo considero que los movimientos chavistas fuera de Venezuela aún lo están procesando. Va a costar mucho. Como todo modelo, tarda en recomponerse el tejido más vivo del organismo. Al principio, los movimientos chavistas de América Latina se van a negar a comprender que las causas de la derrota no sólo están en los  Estados Unidos y su destino de hacerle daño a todo pueblo que se emancipa, como en la derecha venezolana que inventó el desabastecimiento para desgobernabilizar, desquiciar a la sociedad de Venezuela y golpear a Maduro. Allí también existe una complementación con todo lo que no hizo y todo lo que mal hizo el gobierno de Maduro. Comprender esa clasificación inteligente de la realidad cuesta, porque hay un acostumbramiento en la militancia de América Latina a la compensación y al placer, entonces termina odiando o amando, creyendo con fe o rechazando con un mecanismo parecido a la fe. Por eso siempre, desde una zona de la izquierda latinoamericana, frente a nuestras derrotas, se plantean ‘manos oscuras’, teorías conspirativas. No se entiende que las realidades son superiores a todas las brujas (aunque algunas vuelan, ¡claro que vuelan!). El imperialismo, ciertamente conspira, siempre conspira. Pero no es la determinación de los cambios ‘algo extraño’. Así como se construyen las victorias, también se construyen las derrotas. La realidad es la que manda. No nuestros deseos e ilusiones. Como decía Gramsci, las derrotas siempre duelen y hacen difuso el panorama intelectual.”